20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Obligaban a sus víctimas a trabajar hasta 14 horas diarias sin tiempo para descansar ni acceso a aseos y, además, no les pagaban

Desmantelada por completo en Albacete una organización que se dedicaba a explotar extranjeros en labores agrícolas

La Guardia Civil en uno de los registros
La Guardia Civil en uno de los registros / Guardia Civil
La Guardia Civil ha detenido 17 personas a las que se le imputan delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral y pertenencia a organización criminal. Este grupo engañaba a sus víctimas con falsas ofertas de trabajo en labores agrícolas , les obligaban a pagar gastos de desplazamientos y después no les pagaban por su trabajo.

La Guardia Civil ha detenido a 17 personas en Albacete en el marco de la operación Merín, todas ellas vinculadas a una organización criminal dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación laboral.

A los miembros de este grupo se les atribuye la presunta autoría de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, contra el derecho de los trabajadores, amenazas, lesiones, falsificación documental, usurpación de estado civil, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

La red delictiva estaba dirigida por un reducido clan familiar, compuesto por el gerente de la empresa de trabajo temporal, su mujer y su hijo, junto con otras catorce personas encargadas de captación de las víctimas y control de estas en las explotaciones agrícolas.

Lo_incautado_por_la_Guardia_Civil

Los objetos incautados por la Guardia Civil | Guardia Civil

La Guardia Civil también realizó cuatro registros, en los que se llegó a incautar de 9.000 euros en efectivo, documentación falsificada, tres vehículos de alta gama y varios ordenadores portátiles.

Método de captación

La organización captaba a personas extranjeras que carecían de permiso de trabajo y les daban una identidad falsa de cara las inspecciones laborales. El clan ofertaba puestos de trabajo para realizar tareas agrícolas ofreciendo unas remuneraciones que más tarde no abonaban a los trabajadores.

A los explotados les cobraban conceptos desorbitados por el traslado desde su lugar de origen, por el alojamiento y la manutención, por el traslado hasta el lugar de trabajo y por distintas gestiones administrativas. Estas deudas con el grupo eran tan altas que sobrepasaban el importe del salario diario.

Las jornadas de trabajo se prolongaban hasta 14 horas diarias, durante las cuales apenas tenían descanso ni acceso a unos aseos. Los empleados percibían un salario ínfimo, únicamente para la mera subsistencia y para el pago de unas viviendas precarias que la organización disponía. Además, las víctimas eran amenazadas e incluso agredidos en caso de negarse a acudir a sus puestos de trabajo.

La_Guardia_Civil_con_uno_de_los_detenidos

La Guardia Civil con uno de los detenidos | Guardia Civil

La operación se ha efectuado gracias a la colaboración entre la Guardia Civil y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Albacete. Asimismo, han intervenido en las actuaciones, guardias civiles del Equipo ROCA de La Roda y de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Albacete. Las diligencias instruidas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Albacete han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 1 de La Roda de Albacete.

COMPARTIR: