08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha estimado el recurso de un guardia trasladado de Jaén a Las Palmas al que no quisieron abonarle el dinero

Obligan a la Guardia Civil a pagar los gastos de mudanza de uno de sus agentes tras cambiar de destino

La Guardia Civil ha sido obligada a pagar 9.900 euros a un agente que se trasladó de destino de Jaén a Las Palmas por los gastos de la mudanza. Así lo ha determinado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha estimado el recurso contencioso administrativo del guardia civil. La Dirección General se negó a abonarle el dinero porque no había quedado "acreditado el traslado material y efectivo de materiales y enseres".

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha estimado el recurso contencioso-administrativo presentado por un guardia civil que en 2017 fue trasladado desde su destino anterior en Jaén a Las Palmas, y al que la Dirección General de este cuerpo no le había abonado los gastos de mudanza correspondientes, que ascendieron a casi diez mil euros, según ha informado la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) en un comunicado.

El motivo de la Guardia Civil para no abonarle los gastos derivados de la mudanza por el cambio de destino fue que no había quedado “suficientemente acreditado el traslado material y efectivo de materiales y enseres”, asegura la asociación en la nota y añaden que esto sucedió "pese a que el trabajador había demostrado documentalmente que dicho traslado se había producido, así como el montante total del mismo."

mudanza

Los costes de la mudanza ascendían a 9.900 euros

Asimismo, la sentencia revoca y anula la actuación administrativa que denegó el pago de dicho gasto, por considerarla “no conforme a derecho, reconociendo el derecho del recurrente al abono en dicho concepto de la suma de 9.900 euros, con expresa condena a la Administración a su puntual abono”. Además, el fallo impone a la Administración las costas del recurso.

De este modo, la asociación critica que hayan tenido que ser otra vez "los servicios jurídicos de AUGC los que velen por la observancia de los derechos de los guardias civiles, derechos que desde la Dirección General obvian con frecuencia y de forma tan abusiva como arbitraria".

"Llama de nuevo la atención la frecuencia con la que la justicia debe corregir las decisiones de la Administración en relación a los trabajadores del Cuerpo, una cuestión que debería sin duda llevar a la reflexión tanto a los responsables políticos como a los altos mandos de la institución a la que tanto dicen defender", lamentan desde este colectivo de guardias civiles.

COMPARTIR: