29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato SUP advierte que "la quiebra del principio de autoridad es una realidad" y pide declarar esta área Zona de Especial Singularidad

Sigue ingresado el policía apaleado por una turba de narcos en La Línea de la Concepción

Los incidentes en la zona de La Línea son habituales.
Los incidentes en la zona de La Línea son habituales.
Continúa bajo observación el policía agredido por una turba de 200 personas en la madrugada del pasado sábado cuando procedía a la detención de un hombre presuntamente relacionado con el narcotráfico en el barrio de La Atunara, en la Línea de la Concepción. Mientras el agente todavía se recupera de los múltiples traumatismos, el Sindicato Unificado de Policía advierte del incremento en el número de este tipo ataques, y por ello solicitan declarar esta área Zona de Especial Singularidad.

El linchamiento sufrido este fin de semana por un policía a manos de una turba de cerca de doscientas personas en La Línea de la Concepción, cuando procedía a la detención de una persona por narcotráfico, es el último ejemplo de la grave situación a la que deben hacer frente agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en el desempeño de sus funciones. "Si al Ministerio de Interior le parecen pocos los 6.000 ataques violentos a policías y guardias que llevamos en 2021, o los 11.000 contabilizados el año pasado, en el Sindicato Unificado de Policía lo vemos como una cifra escandalosa impropia de un país avanzado y democrático" advierten desde el SUP, al tiempo que denuncian el  "vergonzoso desamparo institucional" que sufren los policías que "intentan garantizar la paz social, a manos del propio Estado al que defienden".

Los hechos que denuncian, y que se suman a una larga lista de agresiones, se produjeron en el barrio linense de La Atunara durante la madrugada del pasado sábado, tras recibir el 091 una llamada en la que se advertía la llegada de un alijo de hachís. Allí, una vez personados varios agentes, y con el propósito de la incautación y detención de los presuntos responsables, más de un centenar de vecinos protagonizaron el grave altercado, que se saldó con varios agentes heridos, entre ellos un policía nacional que sufre traumatismos en todo el cuerpo, contusiones y hematomas. 

 Una lancha del narcotráfico intervenida por la Policía.

Carlos Morales, portavoz del Sindicato Unificado de Policía, señala a elcierredigital.com que urge que el Ministerio del Interior declare La Línea de la Concepción Zona de Especial Singularidad, una petición que desde la agrupación, además, extienden a "allí donde las agresiones y presión social sobre los policías y sus familias son el pan nuestro de cada día", entre ellas, el Campo de Gibraltar o Algeciras, zonas especialmente conflictivas por la elevada presencia del narcotráfico. "Nuestros compañeros destinados en estos lugares necesitan un refuerzo laboral y económico que ayude a contrarrestar las dificultades especiales a las que se enfrentan en esos destinos", señalan.

Tal y como explica Morales, los agentes de La Línea llevaban tiempo solicitando medios materiales, así como la creación de una Unidad de Prevención y Reacción (UPR), destinada a la prevención de la delincuencia en situaciones determinadas, al mantenimiento y, en su caso, al restablecimiento del orden y la seguridad ciudadana. 

Recuperar el principio de autoridad

"La quiebra del principio de autoridad en gran parte de España es una realidad, su práctica desaparición en zonas como El Campo de Gibraltar es un hecho" indican desde el Sindicato Unificado de Policía. Por ello, además de exigir tanto al Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska como al propio Gobierno una condena inmediata de todas las agresiones que sufren los policías, piden, además, la modificación "urgente" de la legislación para "reforzar el carácter de agente de la autoridad". Una solicitud que incluye el aumento del castigo a los autores de estos ataques, así como que "se traten de igual forma las agresiones a policías fuera de servicio que actúan como agentes de la autoridad, aunque no lleven el uniforme puesto".

El ministro del Interior, Grande-Marlaska, condenaba este lunes los altercados ocurridos durante el fin de semana al aseverar que  "estos actos contra agentes de la autoridad no quedarán impunes y sus autores tendrán que responder judicialmente". No obstante, ha considerado "esporádicos" este tipo de sucesos, que ha relacionado con la acción "relevante e importante, y continuada en el tiempo" de las fuerzas de seguridad en la zona.

COMPARTIR: