14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ninguna de las veinte pruebas de ADN analizadas por la Policía Científica coincide con el perfil biológico de la chica

No aparecen en el piso de los jugadores de la Arandina restos biológicos de la menor que denunció una presunta agresión sexual

Imagen de los tres acusados del Caso Arandina
Imagen de los tres acusados del Caso Arandina
Las veinte pruebas biológicas extraídas del piso de los jugadores del Arandina, que ya han sido estudiadas, han confirmado que no existen restos de ADN pertenecientes a la menor de quince años, supuestamente agredida sexualmente por los futbolistas

Los estudios de ADN realizados por la Policía Científica no han confirmado la presencia de restos biológicos pertenecientes a la menor de quince años que supuestamente fue agredida sexualmente por tres jugadores del equipo de fútbol de la Arandina (Aranda de Duero, Burgos) en noviembre del año pasado.

Con los más de veinte restos que han sido estudiados  por la Unidad Central de Análisis Científicos de la Comisaría de Policía Científica, de los cuales no se han obtenido resultados concluyentes, se puede constatar la presencia de material genético de los futbolistas en varias muestras como las obtenidas en la ropa de cama que se intervino o las del suelo del baño cercano al salón. De la misma manera de las muestras recogidas de la tapicería se ha aclarado que pertenecen a un perfil genético completamente distinto al de los propios futbolistas, es decir de mujer, pero que eran distintos al de la denunciante según han recogido los estudios.

De la propia denunciante solo se ha obtenido ADN en la ropa interior que llevaba el día de la supuesta agresión que también fue recogida. Además tampoco se ha podido apreciar ningún resto de los jugadores denunciados.

Esta entrega del documento a las partes coincide además con el auto emitido por la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aranda de Duero que ha dejado sin efecto alguno la testifical acordada el pasado mes de marzo, por la que se citaba a declarar a uno de los miembros del grupo de la red social Whatsapp en el que también se encontraban dos de los futbolistas investigados. Estas conversaciones fueron consideradas de relevantes para la investigación.

Pese a que fue citado para declarar, dicho testigo no acudió amparándose en que en ese momento se encontraba viviendo fuera del país. Prestando atención al tiempo que ha transcurrido, que además no ha informado de cuándo volvería a España por vacaciones y que su testimonio no es imprescindible para formular la acusación, la juez ha acordado dejar sin efecto su llamamiento a declarar, independientemente de que puede volver a ser citado en el caso de que se abriera juicio oral.

COMPARTIR: