17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se intervinieron unos 200 teléfonos portátiles, 17 ordenadores, varios relojes, drones, videoconsolas y cámaras fotográficas

Nueve detenidos al adquirir móviles de alta gama con documentación falsa y ganar 2 millones de euros al revenderlos

Efectos intervenidos por la Policía Nacional.
Efectos intervenidos por la Policía Nacional.
La Policía Nacional ha desarticulado en Madrid un grupo criminal, compuesto por nueve personas de entre 28 y 40 años, que adquiría móviles de alta gama con documentación falsa para después revenderlos con una ganancia de 2 millones de euros. Según informó la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, siete de ellos conseguían productos de telefonía financiados con documentación que previamente falsificaban y dos compraban ese material para venderlo en su establecimiento.

La investigación policial se inició el pasado mes de enero cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas vendían terminales de manera ilícita tanto en su establecimiento como en una página web.

Los agentes detectaron que existía un grupo organizado con funciones claramente definidas. Así, siete de los integrantes, conocidos como "conseguidores", se encargaban de obtener productos de telefonía financiados con documentación que previamente habían falsificado. Concretamente, contaban con teléfonos móviles de alta gama, ordenadores o cámaras fotográficas y demás material electrónico.

Algunos móviles de alta gama.

Posteriormente, vendían los productos por un valor "muy inferior" al real del mercado en un establecimiento de telefonía regentado por dos personas que ofertaban todo lo adquirido de manera ilícita. Así, ofrecerían los productos en su comercio, de manera online, o a través de otras plataformas de venta online, consiguiendo un beneficio total de casi 2 millones de euros.

Tras realizar la investigación, los agentes identificaron a los nueve miembros del grupo que fueron detenidos en el pasado mes de junio. En el registro del establecimiento se intervinieron casi 200 móviles de alta gama, 17 ordenadores, relojes, drones, videoconsolas, cámaras fotográficas y demás accesorios de electrónicos.

COMPARTIR: