20 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El futbolista llevaba meses sin usar ese vehículo y las ruedas no contaban con la presión suficiente, según indica la Guardia Civil

Ir demasiado rápido, una rueda sin presión y una distracción, posibles causas de la muerte de José A. Reyes

José Antonio Reyes con la camiseta del Sevilla.
José Antonio Reyes con la camiseta del Sevilla.
Un primer informe de la Guardia Civil aclara que el accidente que acabó con la vida del canterano del sevilla José Antonio Reyes y su primo, pudo producirse por una distracción que terminó con un roce de la rueda contra la barrera izquierda que hizo estallar el neumático. Los informes conocidos también destacan que la velocidad estimada a la que iba el vehículo era de 237 kilómetros por hora en el momento del accidente. Tampoco se descarta un reventón.

El accidente de tráfico de José Antonio Reyes tuvo lugar en la autovía A-376, Sevilla-Utrera. Aunque las investigaciones siguen abiertas, ya se conocen algunos detalles del accidente que sufrió el futbolista. Reyes era muy aficionado al motor y sobre todo a los coches deportivos de alta gama y conducía un Mercedes Brabus S550 de 380 CV durante el accidente. Según se explicó en el atestado policial, el vehículo había permanecido aparcado durante varios meses y la presión de los neumáticos podría no haber sido la adecuada, según la Guardia Civil, que no descarta el reventón de una rueda.

El informe revela que pudo haberse producido una distracción mientras Reyes conducía por el kilómetro 17 de la autovía. Reyes chocó contra la barrera izquierda y una de las ruedas estalló. Después perdió el control del vehículo que cruzó dos carriles y se estrelló contra la barrera opuesta para después incendiarse. Y todo ello a una velocidad estimada de 237 Km/hora. El futbolista y su primo fallecieron en el acto, mientras que un tercer ocupante se encuentra hospitalizado en estado grave.

Un Mercedes Brabus S550 de 380 CV como el que conducía José Antonio Reyes.

El accidente se produjo por la mañana, a las 11:40 horas, en la vía mencionada en sentido Utrera, el pueblo natal de Reyes. Intervinieron efectivos del 112, de los Bomberos de la Diputación, la Guardia Civil y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). El informe no es definitivo y se espera que esté listo en cuatro meses.

El municipio sevillano de Utrera se ha volcado este lunes en el multitudinario entierro que ha tenido lugar en la iglesia de Santa María para dar su último adiós a los restos mortales de José Antonio Reyes, conocido en el mundo del fútbol como la Perla de Utrera.

Los restos del jugador fueron cargados hasta la iglesia.

El féretro con el cuerpo de José Antonio Reyes llegaba a hombros a la iglesia de Santa María sobre las 9,30 horas procedente del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Utrera, donde ha pasado la noche desde que llegara el domingo a última hora procedente de la capilla ardiente instalada en el Estadio Sánchez-Pizjuán, por donde han pasado miles de personas para tributarle un último adiós al canterano sevillista.

Hasta el templo utrerano llegaron también numerosos compañeros de Reyes y personalidades vinculadas al mundo del fútbol, como el presidente del Sevilla FC, José Castro, o Carlos Valverde, jugador del Extremadura y también originario de este municipio sevillano, quien ha asegurado que "todavía no se es consciente de la desgracia que ha pasado".

Los ciudadanos que se han acercado hasta el templo para despedir a Reyes han querido poner en valor que el futbolista era "muy querido aquí en el pueblo". "Lo conocemos desde chico jugando al fútbol, era el mejor del mundo y ha sido una lástima", añaden, destacando que era "una buena persona, era amigo y compañero".

COMPARTIR: