22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Encuentran un tetrabrik en el lugar del crimen que puede pertenecer al presunto homicida de Mimi, que no se sabe aún si es un hombre o una mujer

La Guardia Civil investiga los contactos en redes sociales de la chica que murió en Meco en busca de su asesino

Miriam Vallejo
Miriam Vallejo / Redes sociales
La Guardia Civil investiga los contactos en redes sociales y aplicaciones de mensajería frecuentemente utilizadas por Mimi, la chica hallada muerta en la localidad madrileña de Meco, para averiguar quién cometió su asesinato. Todas las hipótesis están abiertas por el momento y, aunque inicialmente se pensaba en una mujer como la autora del crimen, ahora se baraja también la autoría de un hombre.

El Grupo de Homicidios de Tres Cantos de la Guardia Civil investiga las redes sociales de Miriam Vallejo, la joven asesinada en el término municipal de Meco, para esclarecer las incógnitas del crimen. Mimi, como era conocida por más allegados, murió apuñalada mientras paseaba con sus perros por un camino de tierra en el municipio madrileño, algo que hacía habitualmente.

Los investigadores están rastreando sus contactos más frecuentes, las últimas conversaciones registradas y las citas o encuentros que mantuvo Miriam a través de las aplicaciones de mensajería que utilizaba, según informó ABC.

miriam_vallejo_meco

Mimi, conocida así por sus más allegados, era un amante de los animales y de sus perros/ Redes sociales

La joven de 25 años fue hallada muerta hace dos semanas en un camino que limita entre Madrid (Meco) y Guadalajara (Villanueva de la Torre). Su cuerpo presentaba decenas de heridas provocadas por un objeto punzante y fue encontrado junto a cuatro perros, dos suyos y otros dos de su compañera de piso.

Por el momento, todas las hipótesis están abiertas. Una de las primeras que se barajó es que fuera una mujer la culpable de la muerte de Miriam Vallejo, por la superficialidad de algunas de las heridas, que indica la poca fuerza con la que se acometieron las cuchilladas, aunque la teoría ha ido perdiendo fuerza. El ensañamiento, la trayectoria de las puñaladas y el hecho de que la chica, deportista y fuerte, se defendiera con todas sus fuerzas, podrían apuntar a que la autoría del crimen sea masculina. 

También se baraja la teoría de que el agresor o agresora tuvieran algún tipo de vínculo personal con la víctima, debido a que los perros no atacaron cuando se produjeron los hechos. Miriam era muy activa en redes sociales y tenía una amplia red de contactos o amigos, por lo que los investigadores no descartan que uno de ellos sea el asesino y que pudiera haber perpetrado el asesinato movido por los celos.

Aunque tras la autopsia se descartó la agresión sexual, otra hipótesis es que el autor fuera una persona desconocida con la intención de violarla, apareciendo por sorpresa y que, al verse sorprendido por los animales que acompañaban a Miriam, no lograra conseguir su objetivo y huyera de la escena tras acabar con la vida de la joven.

miriam_vallejo_lugar_del_crimen

La Guardia Civil inspeccionando la zona del crimen,

Los agentes de Criminalística de la Guardia Civil hallaron "una botella o tetrabrik" en la inspección ocular que realizaron y que podría pertenecer al autor del crimen. Los investigadores también encontraron el teléfono móvil de Mimi en la escena del crimen, un día después del hallazgo de su cuerpo. Alguien podría haberlo activado y dejado en el lugar de los hechos después de borrar las pruebas.

Con los restos de ADN ya recogidos, ahora se están cotejando con la base de datos de agresores sexuales en busca de pistas que puedan conducir al homicida. 

 

A partir del lunes Elcierredigital.com entrevista a Laureano Oubiña, extraficante gallego que contará su vida después de permanecer 33 años en la cárcel. 

COMPARTIR: