28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Lomloe ha descartado la materia en el cuarto curso de secundaria y sus docentes creen que desaparecerá del sistema educativo de un momento a otro

Los profesores en contra de eliminar la Filosofía en la ESO: “Los alumnos no se harán las grandes preguntas de la vida”

El Gobierno ha hecho desaparecer la asignatura de Filosofía del cuarto curso de la educación secundaria y no ha cumplido su compromiso de sustituirla por la de Ética. Recupera, sin embargo, una más práctica llamada Valores Cívicos. Los profesores de Filosofía rechazan la decisión del Gobierno que, señalan, "si esto desaparece el alumno tendrá una disciplina menor y le faltará la capacidad para hacerse muchas preguntas".

Los profesores de Filosofía rechazan la decisión del Gobierno de eliminar su asignatura del currículo de la ESO –descartada para el cuarto curso de secundaria–, lo que significa que los alumnos pasarán toda la enseñanza obligatoria sin estudiar la materia. A pesar del compromiso suscrito en el Congreso en 2018 por todos los partidos de mantener a su sustituta, la asignatura de Ética, la Filosofía ha sido la moneda de cambio del nuevo currículo de los alumnos de entre 12 y 16 años, que ahora tendrá nuevas materias más prácticas (Orientación Profesional, Servicio a la Comunidad, Modelos de Negocio, Coro y Valores Cívicos, entre otras).

"La Filosofía es la asignatura que les permite cuestionar las cosas. Tienen un cometido, un temario y una finalidad. Les permite cuestionar incluso todos esos temarios y finalidades. Si esto desaparece, el alumno tendrá una disciplina menor y le faltará la capacidad para hacerse muchas preguntas. En el bachillerato actual ya es tarde". Así expresa en elcierredigital.com su parecer ante la nueva Ley de Educación Antonio Lastra Meliá, profesor de Filosofía en el Instituto Camp de Túria, en Valencia.

La Asociación de Profesores de Filosofía de Madrid también se ha pronunciado al respecto, lanzando un comunicado en el que rechazan la situación de la Filosofía en la ESO con la nueva Ley de Educación. "La LOMLOE trata de acabar con la Filosofía en la Educación Obligatoria porque representa, tal vez, la última esperanza para la formación de sujetos que, lejos de recibir emocionados las nuevas condiciones de la sociedad que se van imponiendo, podrían pensar críticamente sobre ella", exponen en un documento.

Aunque sí lo hará en segundo de Bachillerato, la asignatura protagonista de esta polémica no se imparte en el resto de cursos de la etapa de Secundaria ni en Primaria, así que su desaparición es un hecho. "Si la capacidad de pensar se hace débil en la Secundaria, el resultado repercutirá también en la Universidad. A muy corto plazo las facultades de Filosofía están destinadas a desaparecer", reflexiona Antonio Lastra. 

Aula vacía. 

La Red Española de Filosofía ha difundido también un manifiesto en el que denuncia «el reiterado incumplimiento de los compromisos de los servidores públicos, con el presidente del Gobierno a la cabeza». Sus miembros recuerdan cómo Sánchez aseguraba en 2015 que "la Ética es una parte fundamental del contenido curricular en la ESO para todos los alumnos y alumnas" y "la Filosofía, un saber fundamental".

Aunque las comunidades autónomas podrán ofrecer la asignatura como opcional, el profesor Antonio Lastra considera que "esto plantea más desigualdades entre los diecisiete sistemas educativos. Cuando desaparezca la materia de Ética fuerte, que va a ser sustituida por Valores Cívicos, el alumno no va a tener capacidad para reflexionar sobre cualquier cosa. Tendrá muchas materias, pero no la capacidad de relacionarlas y hacerse las grandes preguntas de la vida".

La Asociación de Profesores de Filosofía de Madrid alega que los tiempos dedicados a las asignaturas sustitutas para la Filosofía, en comparación con otras emergentes, significan "una carga lectiva ridícula y mínima que ninguna otra materia tiene en su escasez". Tal y como coincide ante elcierredigital.com el profesor Lastra, "si se le dedica una hora a la semana a la asignatura, el alumno no tendrá la capacidad de ser constante en lo que se le está explicando".

En su conversación telefónica con elcierredigital.com, Antonio Lastra concluía: "Cada vez es menor el peso de la Filosofía en el sistema educativo porque la educación cada vez es menos fuerte en todos los sentidos. La leyes educativas lo que hacen es reducir el nivel de exigencia del alumnado. Se le ofrece y se le pide menos. En ese sentido, la Filosofía es una asignatura fuerte, pues se trata de hacer pensar al alumno. Sin ella no serán personas preparadas para hacerse preguntas y ser críticos. No se les está haciendo un favor".

COMPARTIR: