01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es el primero de los integrantes de la "brigada patriótica" de Fernández Díaz que será procesado junto al inspector jefe Bonifacio Díez Sevillano

El comisario Eugenio Pino acusado de fraude procesal, falso testimonio y revelación de secretos por el famoso pendrive del caso Pujol

El comisario jubilado Eugenio Pino a la salida de los juzgados
El comisario jubilado Eugenio Pino a la salida de los juzgados / Bernardo Paz
El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid notificó ayer al comisario Eugenio Pino su imputación por fraude procesal, falso testimonio y revelación de secretos en el caso del pendrive de los Pujol. Se trata del primero de los integrantes de la bautizada como "brigada patriótica" de Fernández Díaz, el que fue ministro de Interior con el PP de Mariano Rajoy. El juez sostiene que el comisario no puede acreditar el origen de los archivos incluidos en ese pendrive.

El pasado 2 de noviembre el  titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, dictó auto de procesamiento contra el comisario jubilado Eugenio Pino, antiguo número dos de la Policía Nacional, y contra el inspector jefe Bonifacio Díez Sevillano, un subordinado de Pino.  En ambos casos el juez los procesa por intentar incorporar un pendrive en el conocido como caso Pujol, basado en documentos supuestamente ilícitos. Ambos policías se convierten en los primeros integrantes de la llamada "brigada patriótica" del exministro de Interior Jorge Fernández Díaz que pasan por los juzgados.


El comisario jubilado Eugenio Pino saliendo de los juzgados.                                                                                                                                                              Foto: Bernardo Paz

La investigación sobre este pendrive fue iniciada por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, —instructor de la causa por corrupción contra Pujol, su mujer y sus hijos— tras recibir en abril de 2016 un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional en el que se hacía referencia a unos documentos de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, desconocidos hasta entonces y cuya procedencia no quedaba aceditada.

Finalmente, el juez De la Mata acordó que no se incorporaran al sumario para evitar que contaminasen su investigación sobre el clan del expresidente de la Generalitat y provocaran su nulidad. Además, dio traslado a los juzgados de Madrid de las investigaciones realizadas sobre el pendrive al considerar que en la actuación del comisario Pino y su subordinado había indicios de delito.

La investigación fue asumida por Juan Javier Pérez, titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, que tomó declaración como imputados a los dos policías y a un tercero, que no ha sido acusado. También llamó como testigos a otros mandos, entre ellos el excomisario José Manuel Villarejo Pérez y el que fuera responsable de Asuntos Internos, el también comisario Marcelino Martín Blas.

Eugenio  Pino saliendo de los juzgados.                                                                                       Foto: Bernardo Paz

En el auto, del que se ha dado hoy traslado a Eugenio Pino, el juez transforma las diligencias en procedimiento abreviado —paso previo a la apertura de juicio oral— y concluye que Pino y su subordinado se concertaron “para aportar al procedimiento judicial por medio de la UDEF un pendrive conteniendo información previamente sustraída a Jordi Pujol Ferrusola”. Por ello, los acusa de los delitos de fraude procesal, falso testimonio y revelación de secretos.

COMPARTIR: