13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ocupación de viviendas y robos, una preocupación que crece entre los vecinos de la provincia de Alicante

Alicante tiene una tasa de viviendas ocupadas por encima de Madrid. Esta es una de las otras caras de un enclave privilegiado por su tiempo y por sus playas que recibe millones de visitantes todos los años y que durante muchos meses del año estos visitantes que tienen una segunda vivienda la dejan deshabitada y a merced de que puedan entrar en tu domicilio con una simple patada. Algo que puedes evitar tomando medidas a través de profesionales, como buscando los mejores cerrajeros Alicante que te ayuden a que tu vivienda esté dotada de las mejores barreras de seguridad. 

En Alicante existen barrios prácticamente ocupados. Así buena parte del barrio de Juan XXIII de la ciudad mediterránea se ha convertido en una especie de “ciudad ocupada” tal y como denuncian muchos vecinos de la zona que ven con desesperación el deterioro de su barriada en una situación que consideran “insostenible”.

Y es que, detrás de esta ocupación está un crecimiento exponencial de peleas, tráfico de estupefacientes y suciedad, que según los vecinos se une a un escaso mantenimiento y que deterioran enormemente la convivencia de todo un barrio. Pero lo que más desespera a muchos de los dueños de la vivienda ocupada es la enorme dificultad que existe para recuperar su vivienda.

Prevención, más económico que echar al okupa

Y es que aunque se ha modificado la legislación para buscar que los okupas puedan ser desalojados más fácilmente, incluyendo que se pueda usar la vía civil y no la penal, lo cierto es que el proceso es largo y angustioso para los dueños. Muchas veces los okupas se van antes del juicio pero entre medias han transcurrido muchos años y los daños de la vivienda pueden ser más que importantes, algo que se podía haber evitado contando con las medidas de profesionales como si buscas los mejores Cerrajeros Gran Alacant.

Esto se denota cuando hay bloques prácticamente tomados porque nos se han tomado estas medidas de precaución. Regresando al barrio alicantino de Juan XIII vecinos denuncian que hay sectores en los que la tasa de viviendas ocupadas supera el 90%. Esta proliferación de vecinos que se han hecho con una vivienda de manera ilegal lleva a que pequeñas plazas de esta barriada se hayan convertido en la guarida de negocios ilegales además de mostrar públicamente, sin ocultarlo a nadie hasta reformas y cambios que han realizado en viviendas que no son suyas.

Entre los negocios ilegales que denuncian los vecinos están las plantaciones de marihuana, con enganches ilegales en la luz que pueden acabar con percances mucho más graves, como incendios que destruyan la vivienda, peleas ilegales con anímales, especialmente con perros y el ya mencionado tráfico de estupefacientes.

Aunque este fenómeno es especialmente llamativo en Juan XXIII no es exclusivo de este barrio de Alicante, lo es de muchas otras zonas, sin que las administraciones se estén mostrado diligentes en la solución, dejando este tema muchas veces en manos del particular, tanto en las labores de prevención como el costoso desalojo posterior. Según afirman los vecinos este problema se ha denunciado muchas veces e incluso la Policía es plenamente consciente del mismo, pero no se está haciendo nada. Es más, el deterioro del barrio por la ocupación se traslada al estado de las calles.

Otro lado negativo lo viven los vecinos que conviven con los okupas, preocupados que actuaciones como la ya descrita de tener huertos de marihuana con enganches ilegales en la luz conlleva una situación de peligro para las viviendas y sus habitantes mucho más allá del enorme problema de convivencia que existe. La policía confirma este escenario descrito por los vecinos, pero también los problemas de no poder actuar y ayudar a los vecinos desatendidos.

Este problema se extiende a otras poblaciones. Por ejemplo, este pasado años se detuvo en Elche a otro okupa de 40 años tras presuntamente incendiar la vivienda que había arrebatado a su propietario legal. Un incendio que no solo conllevó enormes daños a la vivienda, sino que el fuego se extendió y quemó una segunda casa prefabricada y daño severamente una tercera. Los daños conjuntos se elevaron hasta cerca de 500.000 euros, algo que se habría podido intentar evitar si se hubiera contado con las mejores Cerrajeros Elche que le podrían haber instalado distintas medidas anti okupas.

Aunque el okupa fue detenido tras una investigación de la Guardia Civil, su insolvencia hace que sea prácticamente imposible recuperar ni siquiera una pequeña parte de los daños que ha producido, tanto en la vivienda okupada como al resto de las que se vieron afectadas por el incendio.

Alcoy es otra de las ciudades más marcadas por la okupación ilegal de viviendas. En este caso si parece que las administraciones estén actuando de una manera más activa, por ejemplo derribando muchas de las viviendas antiguas para procurar que tras un desalojo no vuelvan a ser ocupadas. Aunque positiva no es ni mucho menos una solución definitiva ya que muchos okupas se están moviendo a otros barrios de Alcoy o incluso otras ciudades más lejanas de la provincia de Alicante.-

Diecinueve robos de vivienda cada día

Si el fenómeno okupa es un gran quebradero de cabeza para muchos alicantinos el robo es otro gran problema. En la provincia de Alicante se producen unos 19 robos diarios de vivienda, muchas de ellas aprovechando la ausencia prolongada que se produce en las segundas viviendas.

La capital alicantina, Orihuela y zonas turísticas como Benidorm y Torrevieja son los municipios donde se producen más allanamientos con fuerza en domicilios.

Los robos muchas veces los realizan bandas organizadas. Hace pocos meses, la Policía Nacional y la Garda Siochana irlandesa descabezaron precisamente en Alicante a una banda de ciudadanos georgianos responsable de la mayoría de los robos en vivienda en España y Europa perpetrados en los últimos 15 años. En la operación Mombasa, coordinada por la Europool, que costó más de un año y medio de de investigaciones se detuvo a los cinco cabecillas que facilitaban la documentación falsa a los asaltantes, y otras 125 personas.

En otra operación, la Guardia Civil de Altea detuvo en Benidorm a un ciudadano argelino de 46 años como presunto autor de nada más uy nada menos que medio centenar de delitos de robo con fuerza, desobediencia y dos delitos contra la seguridad del tráfico. Un caso que pone en alerta lo que puede ocurrir en una ciudad con muchas viviendas vacías fuera de temporada y la importancia de contar con Cerrajeros Benidorm para dejar nuestra vivienda protegida cuando no residimos en ella.

En este caso, la colaboración ciudadana ha sido fundamental para poder dar caza al asaltante, partiendo de una foto del sospechoso subida por un vecino residente a su cuenta de Facebook que permitió a la Guardia Civil identificarle, seguirle la pista y luego capturarle.

La Guardia Civil precisamente acabó localizándole en la misma Benidorm, cuando presuntamente estaba “señalando” nuevas viviendas para robar. Para su detención estableció un amplio dispositivo que evitó su huida. Tras su detención las Fuerzas de Seguridad del Estado pudieron recuperar en su vehículo, que también era robado, parte de las joyas sustraídas en los asaltos a viviendas, pero ni mucho menos la totalidad de lo sustraído.

COMPARTIR: