20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El domingo se había informado de la huída del dirigente chavista, pero horas después su cuerpo fue encontrado ahorcado en un piso de Alcobendas

La Audiencia Nacional investiga la sospechosa muerte del exdirigente chavista, Juan Márquez, juzgado por blanqueo y corrupción

Márquez junto a Hugo Chávez
Márquez junto a Hugo Chávez
El Juzgado Central de Instrucción número 1 ha abierto una investigación por la sorpresiva muerte de Juan Carlos Márquez Cabrera, exdirigente chavista que estaba siendo investigado en una causa relacionada con el blanqueo de capitales procedentes de Venezuela y que había sido citado este lunes para ser interrogado. A falta de conocer los resultados de la autopsia todo parece apuntar a un suicidio, han señalado fuentes jurídicas.

Márquez apareció ahorcado en una vivienda de la localidad de Alcobendas en Madrid el domingo 21 de julio. El domingo las alarmas saltaron por sospecha de una posible huida de Márquez para fugarse a EEUU. El magistrado del caso había sido informado de que el sujeto figuraba en una lista de pasajeros de un vuelo con destino Chicago; no obstante, el cuerpo sin vida del exdirectivo de Chávez fue encontrado ahorcado. 

La citación de Cabrera este lunes ante el juez José de la Mata -en sustitución de Santiago Pedraz- se enmarcaba en una investigación por blanqueo de capitales en la que está implicado el ex embajador de España en Caracas, Raúl Morodo, quien el pasado mes de mayo quedó en libertad con medidas cautelares.

Márquez pertenecía al caso en el que también esta implicado Raúl Morodo, exembajador de España en Caracas.

Las pesquisas tienen su origen en 2015 y parten de una serie de transferencias de dinero que habría recibido un hijo de Morodo por servicios de asesoría a altos cargos del Ejecutivo de Hugo Chávez después de que el diplomático cesase como representante consular de España en el país caribeño. El dinero podría haberse blanqueado utilizando una sociedad panameña con cuenta en Suiza, según fuentes de la investigación.

El despacho de Morodo fue registrado por la UDEF, que sospecha que el dinero blanqueado pudiera proceder de la petrolera estatal PDVSA. Morodo fue nombrado embajador de España en Venezuela en julio de 2004, en la primera legislatura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Los delitos que le imputan, blanqueo y corrupción en las transacciones internacionales, tienen relación a los servicios de asesoría por los que habrían estado facturando desde 2008 a altos cargos del Gobierno de Hugo Chávez.

En dicha investigación estaba también implicado Márquez Cabrera, que estaba citado a declarar este lunes y que tendría prohibido salir del país, pues pesaban ya sobre él medidas cautelares impuestas por la Audiencia Nacional. Aunque algunos medios habrían informado de que el investigado había logrado huir a EE.UU este lunes se ha sabido de su fallecimiento, cuyas circunstancias se están investigando.

COMPARTIR: