30 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La defensa denuncia graves irregularidades en la instrucción del caso y niega todos los cargos

El juicio contra la presunta secta de los 'Miguelianos' comienza con polémica: El Tribunal retira el delito de blanqueo de capitales

Miguel Rosendo, líder de la Orden de los 'Miguelianos', en el juicio
Miguel Rosendo, líder de la Orden de los 'Miguelianos', en el juicio
Esta semana ha comenzado el juicio a Miguel Rosendo, líder de la Orden de los 'Miguelianos', acusado de 21 delitos por abusos sexuales, coacciones y asociación ilícita. La defensa ha negó todos los cargos y Rosendo, que solo respondió a las preguntas de su abogado afirmó que "todo lo hice por amor" y que "todos allí dentro eran libres".

El pasado martes 25 de septiembre arrancó el polémico juicio al líder de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, conocida como Orden de los ‘Miguelianos’, Miguel Rosendo, al que la Fiscalía de Pontevedra acusa de 21 presuntos delitos y ha pedido una condena de 66 años de prisión por delitos de asociación ilícita, coacciones y contra la libertad sexual. La acusación particular, por su parte, solicita un total de 85 años de prisión para el líder de la Orden, al que considera autor de 28 delitos, incluidos los de agresión sexual, coacción, lesión psíquica, contra la integridad moral, estafa o apropiación indebida y blanqueo de capitales.

Tras el segundo aplazamiento de la vista oral, por enfermedad de uno de los abogados defensores de Miguel Rosendo, el juicio ha comenzado días después de cumplirse más de tres años y medio desde la detención del líder de la Orden, que permanece en prisión provisional desde entonces. Rosendo denunció esta situación ante el tribunal manifestando que se había sentido "indefenso y maltratado" durante estos años de privación de libertad y aseguró que lo que se había dicho sobre los supuestos delitos que cometió son "mentiras contadas que me dejan como un monstruo, violador y sinvergüenza".

La investigación llevó a la imputación de 17 personas, pero finalmente la fiscalía solo presentó acusación contra siete de ellos, entre las que se encuentran su mujer y sus dos hijos, acusados de blanqueo de capitales y que se enfrentan a cuatro y tres años de prisión respectivamente. Pero durante la primera jornada del juicio, el tribunal acordó retirar los cargos de blanqueo de dinero, que pidieron las defensas alegando que la acusación particular no estaba legitimada para ello. Además, el abogado de Miguel Rosendo y su familia han realizado una demanda civil contra la Fiscalía y la acusación particular, en la que pedirán una indemnización de 120.000 euros para cada uno por haberlos implicado en este proceso. También Rosendo quiso defender la inocencia de su familia asegurando que se siente inocente, “igual que mi mujer y mis hijos".

Entre las prácticas que se le acusa de cometer a este líder religioso, se encuentran técnicas de sometimiento y la anulación de la consciencia y voluntad de sus miembros a los que supuestamente convenció de que tenía poderes sobrenaturales.

La defensa denuncia Irregularidades y niega todos los cargos

La defensa de los ‘Miguelianos’ pidió la suspensión del juicio “hasta que se entregue y se analice la información de los ordenadores incautados por la Guardia Civil”, porque consideran que, a través de un informe técnico pericial, “se accedió a los dispositivos, borrándose y modificándose información durante la cadena de custodia en dependencias judiciales”. De la misma manera, la defensa mostró su disconformidad con la celebración del juicio, porque, según dicen “la Administración de Justicia ha negado sistemáticamente, a lo largo de toda la instrucción, el acceso a los equipos incautados y en los que se hallan innumerables pruebas de defensa”. Entre estas pruebas se encuentran comunicaciones, correos electrónicos, imágenes, vídeos y grabaciones una información que “resulta esencial para la estrategia de defensa.” A pesar de las alegaciones para la suspensión del juicio, la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional de Pontevedra decidió seguir con el proceso.

miguelianos_rosendo

Miguel Rosendo junto a algunas de sus 'congregadas'

En el informe pericial mencionado que realizó la defensa, y al que ha tenido acceso El Cierre Digital, se habla de un  supuesto examen ginecológico realizado a las presuntas víctimas de abuso sexual, en el que se niega que Miguel Rosendo haya realizado tales prácticas abusivas a las monjas que pertenecen a la Orden y de las que la acusación le hace responsable.

Por su parte, tanto los sacerdotes que pertenecen a la Orden como las “consagradas” que también forman parte de esta comunidad religiosa, acusada de ser en realidad una secta, siempre se han manifestado a favor de su líder espiritual y han negado que Miguel Rosendo hubiera cometido abusos sexuales, así como la supuesta asociación ilícita de la que se le acusa de haber organizado.

En la primera toma de contacto con el juez y las acusaciones, Miguel Rosendo negó que cometiera todos los delitos que se le imputan. "No soy curandero ni vidente, tampoco he abusado de nadie” respondió Rosendo, quien además señaló que “mi error es que pequé de demasiada obediencia, pero todo lo hice por amor". También desmintió la acusación de las familias de las supuestas víctimas asegurando que "yo no obligué nada a nadie, todos allí dentro eran libres".

Está previsto que el juicio se prolongue un total de 13 jornadas. Durante esta semana están declarando los acusados, y entre el 2 de octubre y el 6 de noviembre será el turno de 166 testigos. Finalmente, el 7 de noviembre se leerán las conclusiones y los informes finales.

 

COMPARTIR: