18 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el análisis de la Unidad de Blanqueo, "algunos de los miembros del entramado tendrían relaciones con la Agencia Tributaria"

Caso Cursach: El informe policial de blanqueo que Hacienda obvió sobre el 'Rey de la noche' de Mallorca

El Cierre Digital en Bartolomé Cursach.
Bartolomé Cursach.
El macrojuicio que juzga los presuntos delitos de corrupción en la noche mallorquina de Bartolomé Cursach continúa. El empresario ha visto reducida su petición de condena recientemente, pero ya en el año 2018 se archivó un presunto delito por fraude fiscal. Un perito judicial y un atestado policial ponían de manifiesto las irregularidades que ascenderían a millones de euros sin declarar a Hacienda. 'El Cierre Digital' analiza los escritos.

Estos días está teniendo lugar el macrojuicio sobre el caso Cursach. En él, se investiga la corrupción de los negocios de la noche mallorquina y la implicación de Bartolomé Cursach —también conocido como Tolo Cursach— y el resto de implicados en la trama. Después del último escrito de acusación por parte de la Fiscalía, a Cursach se le señala un delito de organización de grupo criminal y otro de prevaricación administrativa. Las penas por estos delitos ascienden, según la Fiscalía, a un año y medio de prisión.

Sin embargo, antes de los últimos acontecimientos pesaban sobre Bartolomé Cursach delitos de cohecho activo continuado (penado con cinco años de prisión) y un delito continuado de coacciones (dos años de prisión). Esta rebaja de condena, junto a la acusación contra el exjuez Manuel Penalva y del exfiscal Miguel Ángel Subirán, según expresaban fuentes del caso a elcierredigital.com, salía a la luz casualmente una semana antes de que se iniciase el juicio de Cursach, "porque hay unos claros intereses para favorecerles”, señalaban.

Antes de este cambio de parecer, en el año 2018 ya fue archivado un delito fiscal por el que se acusaba al empresario de fraude fiscal de más de 51 millones de euros. Una cantidad estimada por un informe pericial que se unía a un atestado policial que recababa pruebas que certificaban que el conocido como ‘Rey de la noche’ de Mallorca, y 17 personas más, habían cometido, presuntamente, fraude a la Hacienda Pública y la Seguridad Social.

Las dudas del caso Cursach que planteaba el perito judicial

Este delito fue archivado después de un informe emitido por la Agencia Tributaria de Palma en el que contradecía el atestado policial ya mencionado. Sin embargo, en un informe de un perito judicial que analizaba este escrito, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, se planteaba una pregunta inicial que apuntaba al mismo organismo público que provocó que el caso se archivara: “¿Por qué estuvo toda la documentación que estaba en poder de la Agencia Tributaria retenida un año sin analizarse?”.

El exfiscal Miguel Ángel Subirán y el exjuez Manuel Penalva.

Una pregunta que no es la única dirigida a este órgano, ya que el informe también se cuestiona la labor ejercida a la hora de investigar las transacciones de los bancos, que están “obligados a informar de todas las transacciones que se realizan". Ante esto surgía una clara pregunta: "¿Por qué la Agencia Tributaria no empezó a realizar investigaciones viendo que no cuadraban las cifras?”.

A lo largo del escrito pericial también se expresa, en reiteradas ocasiones, la falta de análisis de ciertas informaciones o indagaciones que podrían haber dado un resultado mucho más preciso sobre el dinero que Bartolomé Cursach y los miembros de su entramado podrían haber defraudado.

“No puedo dar una opinión ni un importe exacto del fraude a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social, ya que hay muchos procedimientos y análisis que se han quedado cortos, sin información o falta de seguimiento, falta de contabilidad y datos veraces, en declaraciones y cuentas anuales depositadas. Por lo que las cantidades que constan en el informe, a mi entender, se podrían ver incrementadas en una cuantía cercana al doble”, queda reflejado en el informe elaborado por este perito.

Por último, plantea una última incógnita. Esta apunta, de nuevo, al mismo sitio: “Cómo es posible que la Administración Tributaria no hiciera inspección exhaustiva ante la cuantía referida en el informe de la Policía Nacional”.

El atestado policial sobre el fraude del grupo Cursach

Elcierredigital.com también ha tenido acceso al informe policial de la Unidad de Blanqueo al que se refiere el citado perito, en el que se desglosan —con pruebas tales como mensajes SMS, conversaciones telefónicas y cuadros con el dinero declarado e ingresado por cada empresa— los fraudes que el Grupo Cursach habría efectuado con “el beneficio no declarado, los pagos en dinero no oficial a empleados, los pagos a proveedores en dinero no declarado, etc.”. Un informe que se centraba solo en el ejercicio del año 2016 y que, en el caso de ampliarse, podría suponer un fraude mucho mayor.

“El Grupo Cursach, al igual que en el ejercicio 2016, puede haber manipulado de forma deliberada sus beneficios reales (…) llegando a defraudar una cantidad difícilmente calculable de dinero a las arcas públicas, y a la que los investigadores solo se han podido acercar, en una estimación conservadora a la baja, realizando un ejercicio de extremada prudencia a la hora de realizar el análisis y los cálculos necesarios para su correcta estimación, dada la extrema complejidad que supone el intento de fiscalización del dinero en negro que circula en el mundo del ocio”, quedaba reflejado en el atestado policial.

Discoteca Mega Park del Grupo Cursach en Mallorca. 

En este escrito, además, se ponía de manifiesto la falta de acción por parte de la Agencia Tributaria ya puesta sobre la mesa por el perito. “La extraordinaria importancia del contenido de la documentación que obraba en poder de la Agencia Tributaria, y que hasta el día de la fecha, casi un año después de su entrega, no había sido analizada, ni se había emitido informe alguno sobre la misma”, aseguraba el informe policial de la Unidad de Blanqueo. 

Diferencia entre lo declarado y lo recibido

Como ha quedado expresado anteriormente, el informe policial solo investiga algunas empresas del grupo en un solo ejercicio fiscal, pero alertaba de la diferencia entre lo declarado y lo realmente obtenido. “Esta sociedad declaró en el año 2016 un total de ventas de 10.156.217 pero hemos recogido 19.219.213, casi un 100% más que sus ventas”, explicaban.

Según los datos obtenidos de la empresa de seguridad Prosegur (encargada de recoger el dinero en metálico obtenido por los negocios de Bartolomé Cursach) y contrastando con lo declarado, el informe certificaba que “es innegable detectar una irregularidad manifiesta, tras contrastar las cifras analizadas”. Esta irregularidad viene dada por la diferencia que hay entre las ventas declaradas y las recogidas por Prosegur, que oscilaban desde los más de 30.000 euros a más de un millón de euros en el caso de algunas empresas.

Esto, además, quedaba avalado dentro del atestado policial con algunos de los mensajes de texto obtenidos de los teléfonos de los hombres de confianza del Grupo Cursach, en el que informaban a sus superiores de las recaudaciones diarias. “MA. 949 minima. 533 barra l. 1482 total. Caja 20.247 €”, son algunos de los mensajes que se pueden leer a lo largo de las más de 400 páginas del documento policial.

Tabla en la que se recogen las diferencias entre lo declarado y lo obtenido en algunas empresas del grupo Cursach.

Si se suman las diferencias entre las ventas declaradas y las informadas de algunas de las empresas que constan en el informe, la cifra asciende a 5.321.346,76 euros no declarados a Hacienda en un solo  ejercicio fiscal. Todo esto, “sin tener en cuenta el dinero en efectivo que se pudiera pagar a trabajadores por sus salarios en ‘B’, pagos a proveedores, etc.”.

Una situación que no solo respaldan las cifras sino también las conversaciones telefónicas obtenidas en la investigación, en las que el propio Bartolmé Cursach afirmaba: “Va a llegar a ser el Mega caza grande, y el Mega es un tema que el 35% de la caja bruta sin quitar el IVA ha de ser beneficio porque si no es que se van mucho dinero” y “los balances son muy malos. Por eso fiscalmente, por no pagar a Hacienda, y Miguel les ha repetido la explicación y ahora lo llevarán arriba y dirán”. Con estas declaraciones, “se interpreta que, en concreto, la discoteca Mega Park no llega a declarar ni el 35% de sus recaudaciones diarias”, se puede leer en el informe policial. 

Trabajadores no asegurados en la Seguridad Social

Además, a lo largo de las páginas del escrito policial también se establece un presunto fraude a la Seguridad Social al tener en plantilla a trabajadores sin estar asegurados. Esto se puede extraer de algunas conversaciones en las que una de las trabajadoras explica que “cobraba por caja esta, porque lo tiene todo en metálico, no tiene cuenta corriente, no se le ha transferido ninguna vez”.

En otro apéndice del informe policial, otro cargo del Grupo asegura que tienen a alguien sin asegurar en una conversación con la mano derecha de Cursach, Bartolomé Sbert.

“(T.SBERT): Vale, ¿este hombre lo tenemos asegurado en Tito’s?

»(C.VILA): No en este momento no está asegurado en ningún sitio.

»(T.SBERT): ¿Trabaja en Tito’s ahora?

»(C.VILA): Por lo visto Coco dice que sí, está sustituyendo.”

Pese a todas estas evidencias presentadas por la Unidad de Blanqueo de la Policía, el delito por presunto fraude fiscal contra Bartolomé Cursach fue archivado. Según expresan en el mismo escrito, "algunos de los miembros del entramado tendrían relaciones con la Agencia Tributaria". A su vez se señala que "el director financiero deja claro que tiene un amigo llamado Ignacio, al cual puede llamar a cualquier hora del día para preguntarle información específica de la Agencia Tributaria, respondiéndole Ignacio de forma casi inmediata", explican.

Elcierredigital.com seguirá informando a lo largo de los próximos días de todo el entramado que rodea al 'rey de la noche' de Mallorca, Bartolomé Cursach, cuyo juicio se está viendo ahora en la Audiencia Provincial de Mallorca. 

COMPARTIR: