03 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Ayuntamiento de esta localidad sevillana da por controlado el foco tras comprobar que la tasa de contagios ha pasado de 4.102 a 981 casos

Nuevo escándalo en El Palmar de Troya: Cuatro muertos y 70 positivos de COVID por un brote originado en esta Iglesia

Basílica en el Palmar de Troya
Basílica en el Palmar de Troya
La secta asentada en el pueblo sevillano de El Palmar de Troya vuelve a ser noticia, en esta ocasión, a consecuencia de un brote de coronavirus, que comenzó tras las fiestas navideñas y que se ha saldado, de momento, con cuatro muertos y más de 70 positivos. El alcalde de esta pedanía apunta a la llegada durante las navidades de peregrinos procedentes de diversos países europeos convocados por la Iglesia Palmeriana y que no guardaron las normas de seguridad establecidas para la Covid.

Un brote de coronavirus localizado en la Iglesia Palmariana, situada en el pueblo sevillano de El Palmar de Troya, se ha saldado, hasta el momento, con la muerte de tres sacerdotes de esa orden y una monja, además de unos 70 casos positivos en el interior de la basílica. Los cuatro fallecidos vivían en las instalaciones de la Iglesia Palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz, de dicha localidad, y sede de la conocida secta fundada en 1978.

La primera muerte, que fue de un sacerdote, pudo haberse producido el viernes 15 de enero, la que sucedieron, en pocos días,  hasta el 19 de dicho mes, las de otros dos sacerdotes y de una monja.

El alcalde de El Palmar de Troya, Juan Carlos González, apuntó como foco del brote las celebraciones religiosas celebradas en la Iglesia Palmariana la pasada navidad, a las que se sumaron del orden de cien peregrinos procedentes de diversos países europeos como Alemania, Irlanda,  Reino Unido y Suiza, que permanecieron por espacio de una semana, hasta principios de enero, en las instalaciones.

Tras la estancia de este grupo comenzaron a crecer los casos en la localidad, hasta alcanzar los 3.333 por cada 100.000 habitantes, lo que condujo al aislamiento de la secta, con más de 100 personas en el interior de la finca, cumpliéndose así el protocolo establecido en estos casos.  Asimismo, se procedió al confinamiento del pueblo, a partir el pasado 16 de enero, quedando desde entonces solo abiertos los colegios y los centros de primera necesidad. 

En la pedanía de El Palmar de Troya viven actualmente 2.340 habitantes, que poco a poco van recuperándose del brote, tras haber registrado una de las incidencias más altas en las últimas semanas de toda la provincia de Sevilla y de Andalucía. En los últimos días ha pasado de 4.102,7 a 981,6 casos, según datos del ayuntamiento de la localidad sevillana.

La opacidad de la Iglesia Palmeriana

Tras más de 50 años de existencia, no se conoce cuántas personas integran la Iglesa Palmeriana ni cuál es su situación económica, tampoco el número real de enterrados que hay detrás de los muros de la finca La Alcaparrosa, donde se asienta la basílica, sede de la secta, a 500 metros del pueblo de El Palmar de Troya.

Clemente Domínguez, fundador de la iglesia palmeriana

El monumental edificio comenzó a construirse 1975, bajo el nombre de Nuestra Señora del Palmar Coronada, y fue terminada en 2014, con un coste de cien millones de euros, obtenidos de donaciones de miembros del movimiento, de legados testamentarios y de la venta de apartamentos de la organización. Algunos afirman que el revestimiento de su interior con retablos, tallas y cuadros tiene un valor incalculable.

El papado de Clemente duró hasta 2005 cuando le sobrevino la muerte. Pero la historia de El Palmar de Troya continuó, y no exenta de silencios y escándalo. Durante la década de los 90, el propio Clemente fue acusado de abusos sexuales a algunos de los sacerdotes y monjas de su Orden. En 1997, Domínguez admitió tales abusos y pidió perdón por ellos. Falleció a los 58 años.

En la actualidad, el dirigente es el suizo Joseph Odemaart, conocido como Papa Pedro III.

 
COMPARTIR: