21 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Los vecinos siguen oponiéndose a la presencia en el barrio de la familia de El Chule, asesino confeso de Francisco Doctor

La Policía mantiene Vallecas en custodia para evitar nuevos incidentes tras el regreso del clan gitano de Los Visita

Intranquilidad en el Pozo del Tío Raimundo ante el regreso de Los Visita
Intranquilidad en el Pozo del Tío Raimundo ante el regreso de Los Visita
La llegada del clan de Los Visita de regreso a sus casas del Pozo del Tío Raimundo en el barrio de Vallecas en la noche del martes 23 de abril provocó nuevamente una serie de incidentes y de tensión en el barrio que obligó a la Policía a realizar un despliegue en la zona que se mantiene para evitar nuevos incidentes. Los vecinos rechazan la presencia de la familia de El Chule, el asesino confeso de Francisco Doctor.

Agentes de la Policía Municipal de Madrid, en colaboración con la Policía Nacional, se encuentran desplegados en los alrededores de las casas del clan de Los Visita tras su vuelta al barrio de El Pozo del Tío Raimundo en la noche del 23 de abril.

El regreso tras unos meses exiliados provocó que los vecinos se echaran a la calle para evitar que se instalen de nuevo en este barrio madrileño. En el transcurso de las protestas, los agentes desalojaron al clan de sus viviendas, según han confirmado fuentes presenciales.

"No tienen ninguna intención de irse", ha señalado un familiar de Francisco Doctor, el vecino de 63 años que murió a consecuencia de una puñalada mortal a manos de Jesús Campos, conocido como El Chule. El presunto autor del homicidio cumple prisión provisional.

La familia de El Chule dejó el Pozo a principios de abril por la presión ejercida por los vecinos, que desde el crimen se concentran diariamente a las 19.00 horas frente a sus viviendas. El clan se refugió en un piso en Palomeras.

Los Visita regresaron a sus casas, lo que provocó momentos de tensión entre los vecinos. Agentes de la Policía Municipal de Madrid se vieron obligados a desalojarlos de sus viviendas para evitar incidentes.

Al parecer, según los vecinos, el clan habría hecho un llamamiento a miembros de la comunidad gitana para acudir a los alrededores de sus casas para defenderles

COMPARTIR: