18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CASO FUE REABIERTO TRAS LOS ESFUERZOS DE SU FAMILIA, LA POLICÍA Y DEL ABOGADO DE SOSDESAPARECIDOS QUE ASEGURABAN QUE FUE UNA DESAPARICIÓN FORZOSA

Hallan el cuerpo sin vida de Francisco de Pablo, desaparecido en Madrid en 2022: "Estaba enterrado y hay seis detenidos"

El Cierre Digital en Francisco de Pablo Sáez.
Francisco de Pablo Sáez.
Fue el 21 de marzo de 2022 cuando Francisco de Pablo Páez desapareció en Madrid bajo extrañas circunstancias. Meses antes le habían realizado un vuelco en su propia casa y había sido amenazado de muerte. Ahora, más de dos años después de su desaparición, este joven, que tenía 32 años cuando fue visto por última vez, ha sido encontrado sin vida enterrado en una finca de Aldea del Fresno, en Madrid. Además, hay seis personas detenidas por su presunta vinculación con esta muerte violenta.

Francisco de Pablo Páez desapareció en Madrid el 21 de marzo de 2022. Su madre, Juana Páez, presentó la denuncia por su desaparición unos días más tarde, el 27 del mismo mes, tras descubrir la noche antes, a través de su hermano –tío por tanto de Francisco– que éste llevaba cinco días desaparecido. Debido a las características que rodeaban el caso, la Policía Nacional catalogó de preocupante el suceso, pero el Juzgado de Instrucción nº27 de Madrid dictó el sobreseimiento provisional del caso.

Sin embargo, el abogado de SOS Desaparecidos, Juan Manuel Medina, logró que la investigación judicial se reactivara. Ahora, más de dos años después de la desaparición ha vuelto a salir a la luz el caso y no en las mejores circunstancias. Cabe recalcar que Francisco había sido víctima de un 'vuelco' de droga en su propia casa, donde vivía solo. El joven narraba en un audio que envió a un amigo cuatro meses antes de su desaparición: “He tenido un problemón... He perdido casi 15.000 pavos. Me han entrado en casa mientras estaba durmiendo”.

Francisco de Pablo Sáez.

Este 6 de junio, tras más de dos años de búsqueda, las autoridades han encontrado el cuerpo de Francisco de Pablo Páez, que tenía 32 años en el momento de su desaparición. El cadáver de Francisco estaba enterrado en una finca de Aldea del Fresno y según ha podido saber elcierredigital.com a través de fuentes cercanas de la investigación, “hasta el momento hay seis personas españolas detenidas vinculadas con la muerte de Francisco”. Actualmente, el caso permanece bajo secreto de sumario.

Cronología de los hecho y reapertura del caso


La última vez que se supo de Francisco fue a las 18:00 horas del 21 de marzo de 2022 cuando comunicó que abandonaba su piso, situado en la calle Caracolí de Madrid,  advirtiendo que volvía enseguida. Cinco días después no había regresado y alguien de su entorno avisó a su tío de la extraña desaparición. Éste, a su vez, se lo comunicó a Juana, que procedió a denunciar la desaparición en la comisaría de Hortaleza. 

Tres días después, Juana hizo una ampliación de la citada denuncia al haber obtenido más datos sobre la desaparición de su hijo. Según supo, el joven se presentó en el domicilio de C.M., en la calle de Santa Susana, con la intención de reclamarle una deuda. Según algunas fuentes consultadas por elcierredigital.com, en el círculo en el que se movía Francisco en los últimos meses eran habituales los problemas por deudas y cobros. Según se recogía en la ampliación de la denuncia, cuando Francisco se personó para reclamar un dinero en la casa del citado C.M., éste y su padre lo amenazaron de muerte y llegaron a decirle que tuviera cuidado, que tenían familia "muy peligrosa y que iban a acabar con su vida”. 

Francisco de Pablo Sáez.

Estos datos y las circunstancias en las que se movía Francisco en los últimos meses hicieron sospechar a la Policía Nacional de una desaparición no voluntaria. Con el fin de que la desaparición no sea olvidada, los padres de Francisco decidieron presentarse como acusación particular frente a las posibles personas que pudieran tener alguna implicación en los hechos que rodean la desaparición de su hijo. Además, Juan Manuel Medina solicitó una serie de diligencias de instrucción.

Tras estos esfuerzos el Juzgado de Instrucción nº37 de Madrid reabrió el caso y decretó secreto de sumario. Un testigo declaró haber visto a Francisco en un vehículo el día de su desaparición. Además, los investigadores extrajeron la última geolocalización de su teléfono móvil antes de apagarse.

El día que desapareció dijo a un amigo, “vuelvo en una hora, voy a solucionar un asunto". Un testigo señaló que el día de la desaparición vieron como una persona con sudadera azul (Francis solía llevar una así y no se encontró en su casa) pedía auxilió, aterrorizado, mientras era perseguido por dos hombres en el poblado. Hablaron de un narco y de un toxicómano. Ahora, desgraciadamente Francisco ha sido encontrado sin vida, pero la verdad está más cerca de saberse que nunca. 

COMPARTIR: