22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En apenas cuatro días, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha confirmado las penas de prisión a cuatro personas por abusos a sus hijos

Alarma ante el incremento de casos de violación y maltrato a menores en el ámbito familiar

Un posible aumento de los delitos perpetrados contra menores en el ámbito familiar preocupa en Canarias, donde el Tribunal Superior de Justicia ha confirmado en apenas cuatro días las penas de cuatro procesados por tres casos de abusos sexuales a niños. En todos ellos, los agresores eran personas del círculo más cercano de las víctimas.

Tres sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en un lapso de apenas cuatro días han hecho levantar las alarmas en el archipiélago ante un aumento de los delitos perpetrados contra menores en el ámbito familiar. Todas ellas, aunque conciernen a diversos intervalos de tiempo, responden a hechos que se produjeron dentro del círculo más cercano de las víctimas, y todas ellas desestiman recursos de apelación presentados por los procesados. 

La primera de las sentencias, con fecha de 9 de noviembre, confirma la condena a 35 años de cárcel -de los que el procesado cumplirá un máximo de 20- y 130.000 euros de indemnizaciones a un vecino de Tenerife por abusos sexuales continuados a sus dos hijas y puntuales a una sobrina. 

En el escrito consta que, en el caso de su hija mayor, fruto de una relación que se rompió transcurridos unos años desde su nacimiento, este hombre, durante el régimen de visitas, "sometió a la menor a continuados tocamientos de naturaleza sexual, así como a penetraciones vaginales". Además, "le hacía ver vídeos de contenido pornográfico" y le pedía a la víctima, que entonces no había cumplido los doce años, "que se comportara como los personajes femeninos". En todas las ocasiones le decía que era un secreto entre ellos, que no podía contar a nadie, y especialmente a su madre. 

Un comportamiento que repitió con su otra hija, fruto de otra relación. En este caso, cuando la niña empezó a mostrarse renuente, consta en la citada sentencia, "el procesado, con la finalidad de anular su voluntad, utilizó benzodiazepinas, con efectos hipnóticos, disolviendo estas sustancias en alguna bebida sin el conocimiento de su hija". 

Una prima de ambas menores, también denunció tocamientos de índole sexual por parte de este sujeto, condenado ahora a 35 años de prisión. 

15 años de prisión por abusar de las sobrinas de su pareja

Con fecha de 12 de noviembre, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, confirmaba la condena a 15 años de prisión a un vecino de Agaete, como autor de un delito continuado de agresión sexual, de un delito de abuso sexual en grado de tentativa y de un delito de exhibicionismo. 

Tribunal Superior de Justicia de Canarias. 

El procesado, que mantenía una relación sentimental con la tía de sus víctimas, se aprovechaba de tal circunstancia para llevar a las menores a una finca, lugar en el que, "con ánimo libidinoso, realizaba con ellas actos de naturaleza sexual", tal y como consta en la sentencia. 

Delito continuado de malos tratos 

La última de las sentencias, con fecha 12 de noviembre, confirma la condena a 16 años de prisión a unos padres por un delito de malos tratos habituales, un delito de maltrato de obra previsto y un delito continuado de abusos sexuales a menores.  

La madre de la pequeña, entre enero y mayo de 2016, sometió a su hija a "continuos y retirados malos tratos físicos y psicológicos", hechos de los que su pareja y padre de la menor era no solo "plenamente consciente", sino que además "consentía en la realización". 

Este además, tal y como figura en la sentencia, abusó sexualmente de la pequeña de tres años, actos que la madre "facilitaba". De hecho, en varias ocasiones "la procesada estaba en la misma cama donde tenían lugar" y, una de las veces, estando en otra estancia de la casa, "se desplazó a la habitación con una fregona para limpiar la sangre de la menor provocada por dichos actos". 

COMPARTIR: