20 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Fue un vecino quien lo encontró a unos siete kilómetros del punto donde se le perdió la pista a las afueras de la localidad de Xátiva donde vivía

Hallan el cadáver de Francisco Sanfélix, siete días después que la policía dejara de buscarlo

El hombre de Xátiva fue encontrado muerto.
El hombre de Xátiva fue encontrado muerto.
El cuerpo sin vida de Francisco Sanfélix, el jubilado septuagenario de Xàtiva que desapareció la tarde de Nochebuena cuando fue al supermercado a comprar unos frutos secos, fue hallado por un vecino en el término municipal valenciano de Montesa, cerca del río Cáñoles. Su familia confirmó a elcierredigital.com su identidad. Paco, como le conocían, tenía un principio de alzheimer. Todas las hipótesis apuntan a que podría haberse desorientado, perderse y sufrir un accidente mortal.

Fue el pasado 4 de enero, al cumplirse dos semanas de la desaparición de Francisco Sanfélix en Xàtiva, cuando las Fuerzas de Seguridad del Estado español, después de haber explorado muchas zonas y seguir sin éxito algunas pistas encontradas durante estos días, decidieron concluir sus trabajos de búsqueda.

Sin embargo, como avanzó elcierredigital.com, los vecinos y amigos del desaparecido continuaron con su búsqueda y generaron un movimiento en redes sociales donde pedían que el operativo no cesara hasta que el pasado viernes un vecino encontró su cuerpo sin vida. Siete días sin descanso y sin aparente apoyo oficial.

Francisco Sanfélix, de 70 años, un jubilado de la empresa Seat, con un principio de alzheimer, salió la tarde del día de Nochebuena de su domicilio en el barrio del Raval en Xátiva para comprar unos frutos secos que faltaban para la cena de ese signifiado día. Lo hacía como muchas otras veces. Pero en esta ocasión se desorientó, después de que la tienda donde habitualmente acudía estuviera cerrada y tuviera que ir al centro de  Mercadona más cercano, en la calle Vicente Boix, de Xàtiva.

Tres horas después se le pudo ver cerca de la gasolinera  de Novetlé, en sentido hacia la rotonda de Annahuir, en la carretera de Canals. Fue en este punto donde la policía nacional, encargada de la investigación, centró la búsqueda de Francisco Sanfélix durante todos los días de su operativo.

Sin embargo, el cádaver del jubilado apareció en las cercanías del río Cáñoles, a su paso por el término municipal de Montesa. Ha sido encontrado a unos siete kilómetros de distancia del último punto en el que se le vio con vida. Todo señala a que podría haber sufrido un accidente devenido en mortal. Un vecino que paseaba por la zona ha sido el que lo ha encontrado. La familia ya ha confirmado a nuestro periódico que se trata de Francisco Sanfélix.

Francisco Sanfélix antes desaparecer.

 Desde el pasado 24 de diciembre, cientos de personas le buscan incansablemente por las zonas aledañas a su pueblo, a pesar de que los Cuerpos de Seguridad dieron por finalizada sus tareas al no encontrar ninguna pista.

Se trataba de un jubilado de 75 años que padecía un principio de alzhéimer, "aunque su enfermedad no se encontraba en estado avanzado como para imposibilitarle salir a la calle, como siempre ha hecho", según afirmaban antes de su muerte sus familiares.

 Gran cantidad de voluntarios, vecinos de su ciudad como de los alrededores, siguieron día tras día la lucha de encontrarlo vivo, a pesar de la salida el pasado 4 de enero de las Fuerzas de Seguidad del Estado del operativo. Se peinaron todos los alrededores de la zona, situando lazos amarillos y naranjas por donde pasaban para intentar ubicar los rastreos. Pero ahora  desgraciadamente un vecino ha encontrado ya su cadáver.

 

COMPARTIR: