17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer apenas supo dar las características de su agresor, que sin embargo fue arrestado por la Policía tras montar un dispositivo para localizarlo

Detenido en Marbella un británico por una presunta agresión sexual a otra turista en un baño

Coche de la Policía Nacional.
Coche de la Policía Nacional.
Un joven británico ha sido detenido en Marbella por la presunta violación de una turista de 19 años de la misma nacionalidad. Este hombre se habría aprovechado del estado de embriaguez de la joven para cometer la agresión en el cuarto de baño del apartamento de otro compatriota.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) han detenido a un joven acusado de violar a una turista británica de 19 años de edad cuando se encontraba pasando unos días de vacaciones en Marbella. Los hechos se habrían producido durante una noche de fiesta, aprovechando el sospechoso que la denunciante fue al baño y su estado de embriaguez, según contaba el Diario Sur de Málaga.

La joven se presentó hace unos días en el Hospital Costa del Sol, asegurando que había sido víctima de una agresión sexual y fue sometida al protocolo de actuación ante víctimas de abusos sexuales. Desde el mismo hospital se dio aviso a las autoridades, en concreto a los agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Marbella, quienes se hicieron cargo de las pesquisas y detuvieron al sospechoso.

La propia víctima hizo el relato de lo ocurrido a los agentes. La joven se encontraba pasando unos días de vacaciones en la localidad de Marbella y explicó que la noche anterior había salido de fiesta por Marbella. Lo hizo acompañada de una amiga y ambas consumieron una gran cantidad de alcohol.

Las jóvenes conocieron a unos chicos de su misma edad y nacionalidad. Según la versión de la víctima, fueron ellos quienes le ofrecieron a ella y a su amiga que siguieran con la fiesta en otro lado, en concreto, en el apartamento de uno de los hombres que formaban parte del grupo.

Fue allí donde se habría cometido la supuesta agresión sexual. Cuando se encontraba en la vivienda, la joven británica manifestó a los policías nacionales de la UFAM que el presunto autor de los hechos aprovechó que ella fue al cuarto de baño para entrar tras ella en el servicio.

Siempre según la versión de la turista, el joven cerró la puerta del baño y, supuestamente, la agredió sexualmente con penetración. Al respecto, la denunciante afirmó que el hombre no hacía caso de las numerosas peticiones que ella hacía para que parase, pero que no podía gritar para pedir ayuda debido al estado de embriaguez en el que se encontraba.

Una imagen del puerto de Marbella.

Por ello, cuando pudo, la joven turista aseguró que huyó del apartamento al que había acudido aquella noche de fiesta. Después, fue al hospital marbellí y, tras ello, puso una denuncia ante las autoridades, por lo que los agentes de la UFAM montaron un dispositivo con la intención de localizar y detener al sospechoso.

La denunciante no pudo ofrecer muchos datos significativos a los investigadores que ayudaran a buscarlo. Sin embargo, los policías nacionales, dentro del operativo establecido dieron con un joven que se correspondía con las características que había dado la turista, por lo que decidieron a detenerlo.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella, pero ni la Fiscalía ni la acusación particular solicitaron su ingreso en prisión, así que el juez tuvo que decretar su puesta en libertad con cargos, acusado de un presunto delito de agresión sexual.

COMPARTIR: