17 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

AUGC de la Guardia Civil ha denunciado la dificultad con la que actuaron junto al cuerpo de la Policía Local de Mogán

Batalla campal en Canarias entre menas y Policía: Hamacas rotas y azulejos arrancados lanzados a los agentes

Policía Local en Las Palmas
Policía Local en Las Palmas
AUGC de la Guardia Civil denuncia que este problema se ha dado en anteriores ocasiones, y se pide además un incremento del número de agentes en la zona ante la agresividad de algunos de los menores acogidos en las islas Canarias.

Alrededor de las doce de la noche decenas de llamadas alertaron a las Fuerzas de Seguridad del Estado, que acudieron a uno de los complejos de apartamentos en Puerto Rico Mogán (Gran Canaria) bajo la demanda de los vecinos, por el ruido que había.

La causa que originó el alboroto fue una pelea en un apartahotel, donde se da acogida a un grupo de Menores No Acompañados. En la trifulca acabaron agredidos los propios agentes que fueron a dispersar lo que estaba ocurriendo allí, al intentar acabar con esa pelea.

Grupo de Menores No Acompañados (MENA).

Los primeros en llegar fueron los agentes de la Policía Local que fueron recibidos a pedradas por parte de los menores que se encontraban dentro de los apartamentos. Las piedras arrojadas eran zócalos y azulejos arrancados de la propia infraestructura del complejo de apartamentos.

En este momento, la policía local se sintió impedida ante la situación y pidió refuerzos a la Guardia Civil, quienes aparecieron cuando la situación estaba más calmada. Al acceder al interior de los respectivos apartamentos encontraron gran parte del mobiliario destrozado. Los menores se encontraban atrincherados dentro de las habitaciones con los muebles en las puertas para no permitir la entrada a los policías, por si llegaban a entrar.

La ciudadanía pide responsabilidad a las Administraciones Públicas, ya que son los responsables del bienestar de estos menores, así como de los posibles daños que puedan causar a terceros.

El secretario general provincial de la AUGC en la provincia de Las Palmas, Juan Couce, explica la dificultad de la situación en la que actuaron en apoyo del cuerpo de la Policía Local de Mogán, que ya habían sido apedreados antes de su llegada.

Explica, además, que intentaron proceder a la detención de un menor involucrado en la pelea, pero tuvieron que apartarse del lugar porque llegaron a temer por su propia integridad física.

Se desconoce la causa que motivó la pelea, aunque el portavoz de la Guardia Civil confirma públicamente la asiduidad que tienen estas contiendas, por lo que pide que se desplace a Gran Canaria al grupo de Reserva y Seguridad Número 8 con sede en Los Rodeos, ya que el número de incidentes y de situaciones problemáticas ha ido ‘in crescendo’ en las ultimas semanas, y apunta como factor determinante, la ingesta de alcohol que provoca problemas de seguridad en esa zona, aunque recalca que es una zona segura. Los menores, según afirman trabajadores de los complejos hoteleros y de la propia Guardia Civil, también consumen alcohol en la zona del paseo marítimo de Gran Canaria por las noches.

Aunque se trate de un hecho anecdótico e insisten en recalcar que no es una generalización, sino un grupo concreto de menores, quieren hacer constar que muchos de los compañeros del cuerpo policial siguen de baja después del pasado 31 de diciembre, tras haber sufrido una intervención en la que asegura que los menores estaban totalmente descontrolados intentando romper los cristales de las lunas de los vehículos a cabezazos.

Couce, incide también en que tienen que ir dos o tres patrullas juntas para intentar poner orden en la zona en la que habitan estos menores porque la integridad física de estos agentes corre serio peligro.

Falta de recursos materiales y policiales 

Una de las demandas que hace el portavoz de la AUGC es que se cubran las vacantes que hay en la isla, que solo, a excepción de San Bartolomé -en donde tienen la jurisdicción la Policía Nacional-, se cuenta con un déficit de más de 50 agentes con respecto a lo que debería tener.  También señala que el déficit lo están sufriendo en bienes materiales, puesto que van casi sin protección. Este déficit de personal también es notable en lugares donde el tráfico de personas es elevado, como son los aeropuertos canarios.

Por otra parte, se reclama casi una quintuplicación del número de agentes en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para poder afrontar la entrada en vigor del Brexit el próximo 1 de octubre. La situación, que requerirá mayor control de los pasajeros que lleguen desde Reino Unido, se deberá gestionar de la forma más adecuada con el fin de no generar colapsos aeroportuarios.

COMPARTIR: