02 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre las víctimas del británico hay un niño de 11 años, varias niñas de 13 y una anciana de 71 a las que sometió a todo tipo de abusos

Condenado a 33 cadenas perpetuas por violar y secuestrar a once personas en menos de dos meses

El violador empedernido fue liberado por error de la prisión en la que cumplía condena.
El violador empedernido fue liberado por error de la prisión en la que cumplía condena.
Un hombre ha sido condenado a 33 cadenas perpetuas en Reino Unido por una serie de delitos cometidos entre abril y mayo de este año. El caso ha causado una tremenda conmoción en el país ya que Joseph McCann fue puesto en libertad por error en febrero, cuando se encontraba preso por robo.

Este individuo de 34 años fue considerado culpable de 37 delitos, entre ellos el de secuestro y violación. En total fueron once sus víctimas, con edades comprendidas entre los 11 y los 71 años.  El juez Andrew Edis afirmó que el condenado que es un "cobarde, un matón violento y un pederasta que nunca ha expresado una palabra de arrepentimiento o se ha preocupado por sus víctimas".  "Eres un psicópata clásico y no creo que dejes de ser peligroso", finalizó. McCann pasará al menos los próximos 30 años de su vida en prisión, momento en el que se podría considerar su liberación.

De abril a mayo pasado, McCann cometió 37 delitos contra 11 personas, entre ellos violaciones atroces a menores. 

Tras haber sido liberado por error de su última pena de cárcel,  McCann esperó dos meses y comenzó su depravado recorrido criminal. El 21 de abril raptó y violó a punta de cuchillo a una joven de 20 años en Watford. Pocos días después raptó a otras dos mujeres  y las violó “muchas veces” durante 14 horas, sometiéndola a actos de “depravación y violencia impactantes”, según el fiscal.  El 5 de mayo, conoció a una mujer y entró en su domicilio, donde la ató y la encerró mientras violaba a sus hijos, un niño de 11 años y una adolescente de 17, uno frente al otro. Horas después, secuestró y violó a una mujer de 71 años, antes de raptar y agredir sexualmente a una niña de 13 años mientras la mujer seguía en su poder.  La pequeña logró escapar y avisar a la Policía.

Sus crímenes se extendieron por diferentes condados del Reino Unido y se convirtió en el asesino más buscado del país, hasta que el 6 de mayo fue arrestado por la Policía.

McCann tenía dos hermanos, Sean y Michael, con los que comenzó a delinquir a los 10 años. Se transformaron en el azote de Beswick, un poblado cercano a Manchester. A tanto llegaban sus delitos, que cuando fueron expulsados del lugar, los comerciantes incrementaron sus ventas en 20.000 dólares a la semana.

El jefe del servicio de libertad condicional del Reino Unido se ha disculpado por los errores cometidos en el 'caso McCann' después de que se descubriera que el delincuente fue liberado por error.

COMPARTIR: