09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

No es el primer incidente que se produce por la deflagración de una batería en un transporte colectivo

Caos en el Metro de Madrid: La explosión de un ordenador causa el pánico con 12 heridos

La estación de metro Príncipe de Vergara momentos después de la explosión del ordenador
La estación de metro Príncipe de Vergara momentos después de la explosión del ordenador
El incidente ocurrido en la mañana del lunes en el metro de Madrid ha desatado la alarma sobre las explosiones de las baterías de diferentes aparatos electrónicos que utilizamos de manera habitual en nuestra vida cotidiana

Varias personas fueron atendidas con heridas leves en la estación de metro de Príncipe de Vergara en Madrid al estallar el ordenador que llevaba una chica en el bolso. Entre los atendidos por los servicios sanitarios se encuentra la propietaria del ordenador, además de varias personas que viajaban cerca de ella en el vagón. Tras la deflagración se vivieron escenas de pánico en el interior del metro, pues algunas personas pensaron que se trataba de una bomba.

Los pasajeros fueron los que detuvieron el tren mediante la palanca de emergencia y salieron por su propio pie, caminando por las vías hasta la estación de Príncipe de Vergara. Más tarde, la circulación fue reestablecida con normalidad.

De las personas afectadas por la explosión, nueve fueron atendidas por crisis de ansiedad y otras tres por inhalación de humo.

Por qué explotan las baterías

Los aparatos electrónicos como los smartphones, las tablets o los ordenadores portátiles usan de manera habitual baterías de litio para almacenar la energía. Estas baterías contienen una especie de celdas con dos electrodos denominados cátodo y ánodo, divididos por una lámina de plástico que los separa para que no se toquen entre sí.

Las baterías de los portátiles suelen tener un tamaño más grande que la de otros aparatos, y suelen contener entre seis y doce celdas con estos fluidos conductores. Cuando el sistema para separar al ánodo y al cátodo falla y los dos conductores se tocan, se libera mucha energía, lo que provoca un sobrecalentamiento en el interior del dispositivo.

Esto puede suceder por varios motivos, entre los que destacan los defectos de fabricación como ya se pudo ver en el teléfono móvil de Samsung, el Galaxy Note 7 que llegaron a prohibir llevar en los aviones debido a las numerosas explosiones de este smartphone en varios países.

Cabe resaltar una de las peores causas que puede causar la explosión de las baterías, como es la fuga térmica. Esto significa que un cortocircuito en una de las celdas donde se almacenan los electrodos se extiende de forma rápida al resto, provocando así un recalentamiento en cadena. Los indicios de que la fuga térmica se está produciendo se pueden ver si la batería del dispositivo se hincha o se abomba por algún lado.

Otro de los posibles motivos que pueden provocar estos sucesos es el calor. En épocas de altas temperaturas, una exposición del aparato en zonas con un calor excesivo puede provocar el sobrecalentamiento de la batería y su explosión.

También un golpe puede desencadenar con el tiempo un cortocircuito que termine por detonar los dispositivos, si el impacto perfora la lámina de plástico que cubre la batería de ion de litio.

Igualmente, utilizar un cargador de mala calidad o incorrectamente aislado puede suponer un problema para la protección de la batería. Si el cargador aporta más carga de la necesaria o genera un calor desproporcionado cerca de la batería, puede repercutir en un fallo en la misma.

COMPARTIR: