15 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Juzgado de Violencia de Género 1 de la localidad desestima el caso al no estimar participación directa del exnovio y lo devuelve a Instrucción

Sin cargos para Mario Tabanero, exnovio de Denisa Dragan, la joven asesinada en Alcorcón, en contra de la Fiscalía y la familia de la víctima

Mario Tabanero en el centro.
Mario Tabanero en el centro.
La jueza ha retirado los cargos que pesaban sobre Mario Tabanero, exnovio de la joven Denisa Dragan de 17 años apuñalada en Alcorcón en novembre de 2018 por, presuntamente, Rocío Martínez, pareja entonces de Tabanero. Tras una larga pelea judicial, Mario ingresó en prisión en octubre de 2019, aunque luego puesto en libertad. Tras un recurso ante la Audiencia Provincial ahora es la jueza de VIolencia de Género quien no aprecia probada una participación suficiente del joven en los hechos.

La jueza del juzgado de Violencia de Género número 1 de Alcorcón que instruía la causa por el asesinato de Denisa Dragan ha dictado un auto de sobreseimiento de la causa contra Mario Tabanero, el que fuera novio de Rocío Martínez, alias “la golosina” y anteriormente de Denisa Dragan, la joven asesinada por celos por Rocío.

De esta manera, al no considerar que Tabanero participó en los hechos no tiene sentido que lo lleve un juzgado de Violencia de Género y devuelve la causa a su juzgado de Instrucción original, el número 4 de Alcorcón. La jueza toma esta decisi´n en contra del informe fiscal y de la acusación particular, ejercida por la familia de la fallecida, Denisa Dragan.

Denisa Dragan, la joven victima.

Mario Tabanero ingresó en la cárcel el 25 de octubre del año pasado, pero fue puesto en libertad el 29 de noviembre por orden de la Audiencia Provincial de Madrid con la imposición de una medida cautelar, firmar cada 15 días. 

Marco García Ortega, abogado de la familia de Denisa, presentó la petición de un nuevo ingreso en prisión, dirigido al Juzgado de Instrucción número 4 de Alcorcón, donde se instruye esta causa desde noviembre de 2018 cuando Denisa María Dragán fue apuñalada hasta morir, presuntamente, por Rocío Martínez, alias "la golosina", única acusada de este crimen. La defensa de Tabanero recurrió en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid que les dió la razón y no apreció la participación del encausado en los hechos. Ahora, el juzgado de violencia de Género de Alcorcón ha dictado el sobreseimiento de la causa para Mario Tabanero.

La investigación sobre el asesinato de la joven Denisa María Dragan, de 17 años, en la localidad de Alcorcón dio un giro el 10 de octubre de 2019 cuando una testigo protegida, a quien se denomina Jennifer, ratificó ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Alcorcón todo lo que ya había contado antes a Daniela, la madre de la víctima. Es decir, que presuntamente Mario Tabanera sujetaba a Denisa mientras Rocío, la Golosina, apuñalaba hasta cinco veces a la joven.

Marcos García Ortega, abogado de la familia de la fallecida.

Sin embargo, ahora esta declaración carece de credibilidad para la jueza Nuria Pérez Astudillo, del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Alcorcón, que ha dictado auto de sobreseimiento sobre Mario Tabanera, alias rew y devuelve la causa a Instrucción de Alcorcón para que continúe con la acusación que pesa sobre Rocío Martínez. 

La acusación particular de la familia de Denisa Dragan apuntó siempre a Mario Tabanera como inductor y cómplice en el asesinato de la joven, ocurrido en la localidad madrileña de Alcorcón el 25 de noviembre de 2018 y por eso pidió el ingreso en prisión el joven, que tras escucharlo en declaración fue decretado su ingreso en prisión.

Marcos García Ortega, abogado de la familia de Denisa, explicaba entonces a elcierredigital.com que "esta persona (Mario) ya amenazó a una testigo y que sus propios tíos le relacionaron con el crimen y en sus declaraciones reconoció estar en la escena del crimen, haber llevado a Rocío hasta allí y luego haberse ido del lugar con ella y no denunciarlo. Todo eso supone al menos un dolo eventual". Asimismo, ya ha anunciado recurso a esta decisión, cuando menos sorprendente, ya que no se ha tenido en cuenta ni las declaraciones incriminatorias de dos exnovias de Mario, ni los testimonios de los tíos del joven en su contra, ni la confesión de la propia Rocío.

Incluso la fiscal, a pesar de las dudas, sí recomendó seguir adelante con la causa, en un informe remitido el pasado 21 de enero: “Existen dudas razonables de que el investigado haya podido tener algún tipo de participación directa o autoría en los hechos. Si bien aún no existen pruebas directas de que colaborara de forma activa en el delito, es decir, no se ha acreditado que Mario sujetara a la víctima directamente, sí existen otros indicios de que pudo conocer las intenciones de la investigada (Rocío Martínez) desde el primer momento”.

Rocío Martínez, la presunta autora material del homicidio.

La fiscalía insistía en que “sí existen indicios de la participación de Mario en el hecho delictivo, por lo que debe continuarse la investigación y mantenerse la competencia del presente Juzgado, ya que existen dudas acerca del grado de implicación, responsabilidad y participación de Mario, antes y después de los hechos”.

Hace referencia la fiscal Rut Velázquez a la declaraciones de los tíos de Mario pues “se deduce que éste conocía los hechos y que incluso, al volver Rocío a su vehículo, le preguntó si la había pinchado”, además parece probada la complicidad al decir que “Mario ayudó a Rocío a esconder el cuchillo, sabía que Denisa había sido agredida, y es verosímil que hubiera visto a la investigada acudir al domicilio de Denisa con el cuchillo en las manos. En todo esto parece probable su participación con posterioridad a los hechos, en ocultar su cuchillo y en no socorrer a la agredida”.

Del relato de la Fiscalía se deduce, al menos, que hubo un conocimiento de los hechos por parte de Mario que ni siquiera denunció en la Policía, además de complicidad con la presunta asesina por llevarla en su vehículo hasta la casa donde sabía que se encontraba la víctima en ese momento, ayudarla a huir y a deshacerse del arma homicida.

Rut Velázquez también es contundente al estimar que “por lo tanto, Mario pudo estimar que era probable que se produjera una agresión y no la impidió”. Por ello la Fiscalía, en su escrito, llamaba a practicar nuevas pruebas como llamar a declarar a una joven que tuvo relación con Mario después de los hechos y a los tíos del joven, que acudieron a la Policía para denunciar el homicidio, además de solicitar un análisis del vehículo de Mario y completar otro toxicológico de Rocío, que incluya el consumo de sustancias durante el mes de noviembre cuando ocurrió el asesinato.

En el auto de sobreseimiento la jueza incluso estima que, aunque hubiese complicidad posterior, en ningún caso podría existir el delito de encumbramiento, “en el que ha de aplicarse la excusa absolutoria prevista en el artículo 454: Están exentos de las penas impuestas a los encubridores los que lo sean de su cónyuge o persona a quien se hallen ligados de forma estable por análoga relación de afectividad”, ya que entonces Mario y Rocío eran pareja. 

COMPARTIR: