04 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fallecido podría padecer algún trastorno mental, ya que amenazaba con suicidarse degollándose con un cuchillo

Un tiroteo a las puertas de la comisaria sevillana de Nervión causa la muerte a un ciudadano estadounidense

El hombre murió a las puertas de la comisaria, aunque se plantean si fue tiroteado o se degolló a sí mismo
El hombre murió a las puertas de la comisaria, aunque se plantean si fue tiroteado o se degolló a sí mismo
Un hombre ha muerto este viernes de madrugada tras un tiroteo en las puertas de una comisaría de la Policía Nacional del distrito sevillano de Nervión. El fallecido podría ser un ciudadano norteamericano con problemas mentales que habría intentado acceder a la delegación policial con un cuchillo.

Un hombre ha muerto a primera hora de la madrugada de este viernes tras un tiroteo ocurrido a las puertas de la comisaría de la Policía Nacional en el distrito Nervión, como adelantó anoche El Diario de Sevilla. Por el momento existe mucha confusión sobre el suceso y hay varias hipótesis abiertas.

La Policía investiga si el hombre ha muerto tras autodegollarse o lo hizo por el impacto de los disparos. Todo apunta a que el autor del incidente, un ciudadano estadounidense, es una persona que padece un trastorno o desequilibrio mental.

Los hechos ocurrieron pocos minutos después de la medianoche. En concreto, a las 00:08 horas. Una hora más tarde, la fotografía era igual de desconcertante: el cadáver cubierto con una sábana y delimitado por unos conos a la espera de que la comisión judicial acudiera al lugar de los hechos y procediera al levantamiento del cadáver.

Cadaver_de_Nervion_1

Cadáver del hombre estadounidense

De momento, son hipótesis lo que se baraja. "¡Párate, suelta eso!", así habrían intentado los agentes de guardia de la Comisaría de Nervión disuadir al hombre que había irrumpió en las instalaciones y amenazó con quitarse la vida empuñando un cuchillo. Una empleada un bar cercano ha ratificado a este diario esa misma imagen: "Se veía a un hombre haciendo ademanes raros en la puerta de la Comisaría y empuñando algo. Se ponía la mano en el cuello como simulando degollarse".

Queda por esclarecer como murió

En ese momento, la reacción del varón, cuya identidad no ha trascendido, aunque sí su nacionalidad norteamericana, habría sido atacar a uno de los policías que intentaban afrontar la situación y su compañero se habría visto obligado a disparar. "¡A los pies, a los pies!", habría gritado uno de los policías. El desenlace, sin embargo, ha sido su fallecimiento sin que en estos momentos se haya podido esclarecer si ha sido a consecuencia de los disparos -se apunta a que habrían sido cinco en total- o de su propia acción con el cuchillo.

El despliegue de agentes en la zona fue inmediato. El hombre quedó tendido muerto a unos 25 metros de la entrada de la Comisaría, en la puerta del garaje Espadafor. La avenida de la Cruz del Campo, en la que se encuentra la sede policial, ha sido cortada al tráfico en los dos sentidos para facilitar el trabajo de los agentes de la Policía Científica y del forense.

COMPARTIR: