23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se cumple un año de la salida de prisión de Antonio Ojeda 'el Rubio', único sospechoso de la desaparición del pequeño que tuvo lugar hace 14 años

Ithaisa Suárez, madre de Yéremi Vargas: "Hemos accedido a un documento importante que puede reabrir de nuevo el caso"

Ithaisa Suárez.
Ithaisa Suárez.
Hace un año salía de prisión el único sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, Antonio Ojeda 'El Rubio'. En unos días también se cumplirán 14 años de la desaparición del pequeño. Durante los últimos meses, Ithaisa Suárez, la madre de Yéremi, no ha estado quieta y, con el apoyo del abogado Marcos García Montes, intenta que se reabra el caso de la desaparición que tuvo lugar en 2007 y que recibió carpetazo judicial en 2017. 'Elcierredigital.com' ha hablado con ella.

Hace un año salía de prisión el único sospechoso de la desaparición de Yéremi Vargas, Antonio Ojeda 'El Rubio'. El día 10, por otro lado, se cumplirán 14 años de la desaparición del pequeño. Aunque el caso de su desaparición fue judicialmente archivado el 25 de octubre de 2017, tras un auto dictado por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de San Bartolomé de Tirajana, Juan Manuel Hermo.

Yéremi Vargas desapareció cuando tenía siete años en Vecindario (Gran Canaria) en 2007, y sus padres siempre pidieron que las investigaciones se retomaran en la línea que sugería la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, con Juan Antonio Ojeda "el Rubio", como principal sospechoso.

Sin embargo, en julio del 2019, el abogado Marcos García Montes anunció que un equipo de criminólogos y peritos iba a examinar todo el procedimiento con el fin de reabrirlo y así poder acusar a Antonio Ojeda, alias "el Rubio", de la desaparición de Yéremi Vargas, alineándose con la hipótesis que manejaba la Guardia Civil.

Yerémi Vargas. 

Según este letrado hay  indicios suficientes para reabrir el caso y ayer aseguraba que esta decisión se basa sobre todo en tres circunstancias. La primera es que se muestran convencidos de que las investigaciones de la UCO de la Guardia Civil no fueron reflejadas fehacientemente por el juez instructor. De hecho, García Montes ha solicitado que este magistrado se abstenga del caso.

Otro de los indicios, el segundo, es que la familia cuenta con un testigo fundamental, tal y como explicó elcierredigital.com. Un menor que en el momento de la desaparición de Yéremi vio a Antonio Ojeda merodeando por la casa del niño en un vehículo que luego resultó ser de su propiedad, y realizando para ello una minuciosa descripción. Era entonces un niño de 12 años que ahora tiene 25 años.

Además, como tercer indicio, la familia cree que es fundamental que “El Rubio” se ubicara a sí mismo en el lugar de la desaparición y que dijera que el niño estaba azul, ya que según cuenta la familia, Yéremi era cianótico, una dolencia respiratoria que hacía que el chico se pusiera azul en una situación de estrés y este hecho, nadie fuera de la familia más cercana, podía conocerlo y mucho menos Antonio Ojeda, "el Rubio".

Conversación con Ithaisa Suárez

Un año después de todo lo ocurrido, Elcierredigital.com ha querido ponerse en contacto con Ithaisa Suárez, madre del pequeño, que nunca ha dejado de perder la esperanza por que se haga justicia con la desaparición de su hijo, hace 14 años.

- ¿En qué punto se encuentra el proceso?

- El recurso para la reapertura del caso quedó paralizado por el atasco que hay en los juzgados ahora mismo. Sin embargo, en parte nos ha venido bien, porque hemos podido recabar más información. En concreto, un documento que puede ser muy importante. Como dice nuestro abogado, Marcos García Montes, hay que buscar que todas las piezas del puzzle encajen.

Ithaisa con Marcos García Montes.

- ¿Por qué crees que la justicia no ha tenido en cuenta para nada el testimonio del compañero de celda de 'El Rubio'?

- Le dijo a su compañero de celda en la prisión de Málaga que "el niño se puso azul" y que se "le fue de las manos". Yéremi tenía una cianosis que le había tenido en urgencias unos días antes. Nosotros a la policía no les dijimos nada de que se ponía azulado, sólo lo de la alergia. Por otro lado, también este hombre que nunca ha estado en Canarias, conocía lugares y nombres de vecinos, que está claro que se los dijo 'el rubio'.

- ¿También está la declaración del testigo?

- Sí, confundió un Opel Corsa con un Renault Oasis. Según la justicia se desdijo después de haberlo visto en el programa de Espejo Público, pero no es verdad. Lo hizo un año antes. El propio 'Rubio' llegó a decir en una televisión que su coche estaba allí aunque intentó echar las culpas a otro.

- ¿Cómo se sacan fuerzas para sobrellevar a algo así?

- Siempre hemos sido positivos, siempre hemos pensado que íbamos a ver la luz algún día, pero es verdad a que nivel judicial en alguna ocasión perdimos la esperanza. Sin embargo, cuando Diego Cortés, el tío de Mariluz, nos presentó a Marcos García Montes, es el que nos ha dado el nuevo camino a seguir. Nuestro objetivo ha sido siempre que el resto de nuestros hijos no estén afectados por esto. Tienen derecho a ser felices. Ellos y el resto de mi familia es lo que nos hace seguir hacia adelante. A veces nos vemos hundidos pero nos apoyamos los unos a los otros. La verdad es que no podemos decir que no tenemos apoyos. Nos ayudan mucho. Siempre que hemos escrito al Defensor del Pueblo o el Gobierno, nos han tratado muy bien.

- En este año que ha pasado desde la salida de prisión de 'el rubio'. ¿Os le habéis cruzado en algún momento?

- A veces me escriben para decirme por dónde está, que le han visto por la isla. Prefiero no pensarlo. La verdad es que salgo poco y no he tenido la mala suerte de verle. La isla es pequeña y es muy probable que algún día me le encuentre. Espero que no pase, pero si ocurre, con el corazón destrozado me iría a otra calle.

COMPARTIR: