05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La comunidad saharaui de las Palmas se manifestó este lunes en contra de la deportación a la isla canaria del enfermo que quería regresar a su país

Denuncian la expulsión de Marruecos del periodista con cáncer terminal Mohamed Salem

/ El periodista Mohamed Salem.
El presidente de la Comunidad Saharaui de Las Palmas, Andala Deidhy, anuncia movilizaciones para este lunes ante el Consulado de Marruecos en la capital grancanaria como protesta por "la expulsión del periodista decano de la prensa saharaui Mohamed Salem, enfermo de cáncer terminal, cuando se encontraba alojado en su residencia familiar en El Aaiún". "Fue deportado a Canarias por las autoridades, sin respetar su estado delicado ni su deseo de finalizar sus días en su tierra natal", indicó.

Una oleada de críticas se ha desatado entre los miembros de la Comunidad Saharaui de Las Palmas de Gran Canaria, según explica el representante de este colectivo, Andala Deidhy, quien confirmaba ante elcierredigital.com "movilizaciones convocadas para este lunes ante el Consulado de Marruecos en la capital grancanaria". El motivo es la "protesta contra la expulsión del país alauita del periodista decano de la prensa saharaui, Mohamed Salem Buchraya -conocido como ‘El Médico’-, de 75 años de edad, que se encuentra enfermo de cáncer terminal".

Según relata Deidhy, por informaciones recabadas de fuentes familiares del periodista, "los hechos se produjeron el pasado sábado –12 de noviembre– cuando Salem Buchraya, tras ser desahuciado al contraer una grave enfermedad, decidió viajar a El Aaiún –Sáhara Occidental– con el objetivo de regresar a su hogar en la tierra que le vio nacer para finalizar sus últimos días y despedirse de sus seres queridos".

"El periodista se desplazó en avión desde el Aeropuerto de Las Palmas acompañado de algunos familiares. Una vez que llegó al aeropuerto de destino de su localidad natal, cumplió con los trámites preceptivos en la frontera de El Aaiún y se dirigió a su domicilio familiar. Sin embargo, una hora después, acudieron agentes de la seguridad marroquí a su residencia, donde fue requerido por los policías, incluso podría haber sido detenido, según algunos testigos. Fue conducido de nuevo al aeropuerto para tomar sus huellas, esta vez sin ningún tipo de acompañamiento de sus allegados. Cuando el reportero volvió a presentarse en este aeropuerto, Salem Buchraya fue obligado a subir a otro avión rumbo a Las Palmas, consumando su expulsión de Marruecos", sostiene el representante del colectivo saharaui. Este hecho lo tachan de "inadmsible" dado "su estado de salud", además de "imposibilitar el cumplir sus últimas voluntades".

Expulsión de Marruecos y hospitalización en las Palmas

"La falta de humanidad ejercida por las autoridades marroquíes contra la figura de Salem Buchraya, una auténtica referencia para la comunidad saharaui, ha conmocionado a cientos de súbditos residentes en El Sahara Occidental así como en las Islas Canarias", manifiesta Deidhy, ante elcierredigital.com.

andala_1

Andala Deidhy, presidente de la comunidad saharaui de Las Palmas de Gran Canaria.

El periplo durante las últimas horas entre Las Palmas y El Aaiún del periodista expulsado de Marruecos "se produjo bajo unas condiciones de salud muy complicadas", subraya Deidhy, que confirma: "Salem se encuentra prácticamente ciego, y además, se desplaza en silla de ruedas". Cuando el reportero fue deportado a Gran Canaria, una sobrina le recogió en el aeropuerto grancanario, para trasladarlo de inmediato al Hospital Doctor Negrín, aclara.

Salem Buchraya está considerado como decano de la Prensa Saharaui, y también es activista y miembro de la Junta Directiva Saharaui en Lanzarote. Sus allegados afirman que "el periodista llevaba unos meses ingresado en el Hospital Doctor José Molina Orosa, donde fue desahuciado por los médicos, por lo que decidió acudir a su hogar de la infancia después de años sin regresar a El Aaiún, para acercarse a sus familiares en su trayectoria final, pero desgraciadamente, no se lo han permitido".

COMPARTIR: