25 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se conocieron a través de una página de contactos y estuvieron un tiempo saliendo juntos hasta que él decidió cortar la relación

Solicitan ocho años de prisión para una joven que le pidió un último beso a su pareja y le arrancó la lengua

Adaia, la joven barcelonesa que arrancó la lengua a su expareja en un beso.
Adaia, la joven barcelonesa que arrancó la lengua a su expareja en un beso.
Según informa Carlos Quílez en 'El Taquígrafo', una joven barcelonesa le pidió un último beso a su pareja, a la que conoció en una página de contactos, y 'aprovechó' para arrancarle la lengua, por lo que se enfrenta a ocho años de prisión.

Una joven natural de Valls y residente en Barcelona y residente en Barcelona le pidió el 27 de junio de 2017 un último beso al que ya era su exnovio, pues acababan de romper. Adaia L, que así se llama ella, se enfrenta ahora a ocho años de prisión, según afirma en El Taquígrafo Carlos Quílez. 

El desenlace de ese último beso no lo olvidará el exnovio, al menos, porque ella optó por arrancarle la lengua de un mordisco y después la escupió al suelo y dejó que se desangrara. Por ello, ahora la Fiscalía ha solicitado que se condene a ocho años de prisión a Adaia, dice El Taquígrafo.

Adaia L. 

Adaia y la que fuera su pareja se habían conocido a través de una página de contactos y mantuvieron después una relación. Fue el comportamiento de Adaia lo que llevó al chico a decir poner fin a la relación, ya que ella era violenta y tenía potentes arrebatos. En una ocasión, tras una discusión, Adaia destrozaó objetos antes de marcharse de casa.

Él es vecino de Vilanova i la Geltru y fue quien tomó la decisión de poner punto final a su noviazgo la noche del 27 al 28 de junio de 2017. Adaia se había ido de casa tras la ruptura, pero volvió arrepentida intentando que el joven le diera una segunda oportunidad. Fue entonces cuando arrancó la lengua de su expareja y gracias a un vecino, que escuchó los gritos de dolor del joven, la víctima pudo ser trasladada a un hospital.

Los Mossos detuvieron a Adaia a las pocas horas. Se negó a declarar y fue puesta en libertad con cargos. Ahora la joven deberá sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Barcelona. Ella indicó inicialmente que sufría malos tratos por parte de su novio, algo que no ha podido probar.

COMPARTIR: