14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SOSDesaparecidos pide que se implante un geolocalizador a las personas mayores y vulnerables que conforman la franja poblacional con más riesgo

Los dos mayores perdidos en Zaragoza alertan sobre los 500 ancianos todavía no encontrados en España

Los equipos que están encargados de las búsquedas de los ancianos desaparecidos
Los equipos que están encargados de las búsquedas de los ancianos desaparecidos
Los familiares de dos ancianos han denunciado su desaparición en Zaragoza. El primer aviso fue sobre una mujer de 83 años con principio de alzheimer, que se marchó de una residencia situada en el municipio de Valmadrid y que ya ha sido encontrada. El segundo fue sobre un hombre de 96 años, que ha desaparecido de su casa en el barrio de San José, después de que su hijo fuera a darle el desayuno y los medicamentos. En el último año han sido 478 los ancianos desaparecidos no encontrados.

Este jueves las autoridades avisaron de que dos ancianos habían desaparecido en diferentes zonas de Zaragoza, una mujer de 83 años que ya ha sido localizada y un hombre de 96 años que sigue en paradero desconocido. Los datos del Ministerio del Interior sobre personas desaparecidas apuntan a las personas mayores como el sector poblacional con más riesgo de desaparecer sin ser encontrados. 

Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos comenta a elcierredigital.com que "es necesario que se comience a implantar el geolocalizador en las personas más vulnerables. Es incomprensible que una familia ponga la confianza en una residencia con los costes que eso conlleva y sigan pasando estas cosas"

Asimismo, Amills asegura que este dispositivo "es la única forma de dar seguridad e incluso autonomía a las personas que sufren enfermedades como  alzheimer o epilepsia, pues las estás salvaguardando, las proteges".  En este sentido, el presidente de SOSDesaparecidos añade que "con un geolocalizador todos los ancianos desaparecidos hubieran sido encontrado, aunque estuvieran sin vida, pero la familia hubiera estado tranquila".

Además, la desprotección de este sector de la sociedad hace que sean los más afectados. "El porcentaje de ancianos, de más de 65 años, es el más alto en desaparecidos que no encontramos", insiste Amills y concluye que "nuestra sociedad tiene que mentalizarse es que las personas mayores que están en esta situación han dado mucho a la sociedad y tenemos que ayudarles".

Solo la mujer de Valmadrid ha sido encontrada

Las autoridades de Zaragoza montaron dos dispositivos de búsqueda en pocas horas este jueves, después de que dos ancianos de avanzada edad desaparecieran sin aparentes motivos. A primera hora de la mañana se daba el aviso sobre la desaparición de Quiteria Alcaide Collados, una mujer de 83 años en el municipio de Valmadrid.

La mujer vivía en una residencia, lejos de cualquier núcleo de población, según señalan desde SOSDesaparecidos Aragón a elcierredigital.com. Asimismo, la residencia solo tiene una carretera comarcal al lado. La última vez que la vieron fue el miércoles por la tarde, en la residencia de mayores de la localidad. En las labores, que se han reanudado a primeras horas de esta mañana de jueves, intervienieron dotaciones de bomberos de Diputación Provincial de Zaragoza de los parques de El Burgo de Ebro y Cariñena, además de cuatro drones.

quiteria-alcaide-collados

El operativo contó con la ayuda siete perros especializados: uno del grupo de guías caninos de los bomberos de la Diputación, cuatro de la unidad canina de los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza y dos del servicio cinológico de la Guardia Civil. se cuenta con una unidad aérea de la Guardia Civil con base en Huesca.

La anciana fue encontrada sobre las 17.00 horas de este jueves en un campo cercano a la localidad zaragozana. Los agentes la encontraron desorientada, ya que padece principio de alzheimer.

 

Poco después de la desaparición de la mujer, saltaba otra alarma cuando llegó hasta dependencias judiciales la denuncia de la desaparición de Tomás Sancho Ruiz, un anciano de 96 años en el barrio de San José de Zaragoza.

desaparecidos

El hombre desaprecido en el barrio de San José 

Su hijo denunció que había ido a la casa de su padre para darle el desayuno y que en un momento le dejó solo y al volver se había ido. El hombre necesitaba sus medicamentos y por eso su hijo, muy preocupado, tramitó la denuncia.

Mide 1,65 metros de altura, tiene el pelo canoso, los ojos castaños y la boca torcida. En el momento de su desaparición vestía un pantalón de pana color vino, una camisa de cuadros, jersey marrón y zapatos negros. Las autoridades siguen buscando a este hombre desaparecido.

COMPARTIR: