18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una funcionaria recibió un pinchazo en la mano y un golpe en la boca, mientras que su compañera sufrió una contusión en la muñeca izquierda

Nueva agresión en Picassent: una interna violenta ataca con un bolígrafo a otra reclusa y a dos funcionarias

Exterior del centro penitenciario de Picassent
Exterior del centro penitenciario de Picassent
Dos funcionarias de la prisión de Picassent sufrieron la agresión de una interna de primer grado, involucrada en una "violenta" pelea con otra reclusa a la que atacó con un bolígrafo. La otra interna ha sufrido varias heridas, mientras que una de las funcionaria recibió un pinchazo en la mano y un golpe en la boca. Su compañera sufrió una contusión en la muñeca izquierda.

Una interna del Centro Penitenciario de Picassent (Valencia) ha agredido este domingo con un bolígrafo a otra reclusa y a dos funcionarias de la prisión, que no precisaron traslado a ningún centro de salud, según ha explicado la Asociación de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM).

Al parecer, dos internas clasificadas en primer grado de la prisión de Picassent se enzarzaron este sábado en una "violenta" pelea en el patio y una de ellas portaba un bolígrafo que utilizó como arma y con el que provocó varias heridas a la otra interna, ha relatado la organización en un comunicado.

Cuando las trabajadoras de la prisión intervinieron para detener la agresión, una funcionaria recibió un pinchazo en la mano que le provocó sangrado y un golpe en la boca. La otra trabajadora sufrió una contusión de muñeca izquierda.

Ambas funcionarias recibieron asistencia en la enfermería de la prisión, aunque no necesitaron ser trasladadas a ningún centro hospitalario, ha detallado TAMPM, que añade que la interna tenía antecedentes de agresión a funcionarias.

IMG-20190923-WA0001

El brazo lesionado de una de las funcionarias

El colectivo ha afirmado que el incidente "no ha sido más grave gracias a la profesionalidad de las funcionarias del departamento de Régimen Cerrado y a la rapidez con la que acudieron los refuerzos del resto de la plantilla que se solicitaron ante la gravedad del incidente".

La asociación ha deseado la "pronta recuperación" de las dos trabajadoras y ha denunciado además "la agresión diaria que sufren los funcionarios de prisiones". "La falta de personal en este centro tras el cese de los funcionarios que han obtenido plaza en el último concurso de traslados, unido al cese de todos los funcionarios en prácticas que estaban en Picassent, ha provocado una alarmante falta de personal y, por consiguiente, el menoscabo en la seguridad de los funcionarios e internos", ha alertado.

Para TAMP, "todo ello demuestra la nefasta gestión del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Ortiz, y de su gabinete de Recursos Humanos", ha concluido.

COMPARTIR: