13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Comienzan las testificales en en el juzgado de Violencia de Género número 6 por el caso de César Román acusado del asesinato de Heidi Paz

Nuevas declaraciones sobre el Rey del Cachopo: vuelve el portero de la nave que no lo reconoció y también el taxista que lo llevó

César Román el día que fue detenido en Zaragoza.
César Román el día que fue detenido en Zaragoza.
Este jueves la jueza de Violencia contra la Mujer del Juzgado número 6 de Madrid comenzará a tomar declaraciones, a partir de las diez de la mañana, a los testigos en el caso del Rey del Cachopo, César Román Viruete, acusado del asesinato de Heidi Paz en agosto del pasado año. Por el juzgado pasarán dos policías, otros dos bomberos, tres empresarios, un taxista y el portero de la nave colindante donde se encontraron los restos de su novia hondureña.

La jueza, María del Carmen Gamiz Valencia, ha citado a declarar a los dos bomberos y agentes de Policía Municipal que descubrieron los restos de Heidi Paz en la nave del madrileño barrio de Usera que tenía alquilada Román.

En esta comparecencia, además de los agentes de la autoridad, declararán Miguel Ángel Rodríguez, portero de la finca colindante que avisó a los bomberos porque vio salir humo de la nave donde intentaron deshacerse del cadáver de Heidi Paz. Este hombre declaró ante la Policía que minutos antes vio salir a una persona de esa nave, vestido con un mono de trabajo, pero no reconoció a César Román como la persona que abandonaba el lugar.

El taxista sí lo reconoció

Sin embargo, quien sí reconoció totalmente al Rey del Cachopo fue el taxista que lo transportó una semana antes a ese lugar, José Luis López, arrastrando una pesada maleta, la misma que después se hallaría por los bomberos conteniendo los restos de Heidi Paz Bulnes.

También están citados José Ángel Martín Navarro, propietario de un bar que conoce desde hace años a César Román, al igual que Ignacio Villalba y José Francisco Zamorano Conde, distribuidores de alimentos y materiales para restaurantes. Todos quedaron y estuvieron con César Román el 13 de agosto de 2018, por la mañana, para recoger unas mesas y sillas de la nave de la calle Sebastián Gómez 3, donde se encontraron los restos de la novia de Román Viruete.

Martín Navarro declaró ante la policía que tenía intención de comprar material de los restaurantes de Román y que éste le había dicho que tenía intención de viajar a Londres, pero que "después me fui de vacaciones y me olvidé de los utensilios y de César", dijo.

César Román y su novia Heidi Paz durante el verano del pasado año.

Los testigos tendrán que responder tanto a las preguntas de la jueza como de la Fiscalía, de Teresa Bueyes, abogada de César Román, y de Ramón Fernández de Mera, abogado que representa los intereses de la familia de la asesinada, Heidi Paz. El resto de testigos serán llamados a declarar en sucesivas sesiones por la jueza antes de la apertura de juicio oral, que será celebrado con juzgado popular.

COMPARTIR: