20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Supuestamente aprovecharon su relación laboral y de cercanía con la víctima para acabar con ella e intentaron disimular el hecho como un accidente

El móvil económico, causa del crimen de una discapacitada en Benidorm por una pareja amiga

El lunes 11, un matrimonio fue detenido la Policía Nacional junto al Grupo IV de Policía Judicial UDEV ( unidad de delitos especializados violentos). Se les acusa de acabar con la vida de una mujer discapacitada. Supuestamente aprovecharon su relación laboral y de cercanía para acabar con ella e intentaron disimular el hecho como un accidente. Según ha podido saber 'Elcierredigital', la relación entre los amigos se vició por la dependencia económica entre los detenidos y la víctima.

Agentes de la Policía Nacional junto al Grupo IV de Policía Judicial UDEV ( unidad de delitos especializados violentos), dentro de la Brigada Local de policía judicial de Benidorm, han detenido a un matrimonio, de 59 y 56 años, como presuntos coautores del asesinato de Rosa, una mujer con focomelia en Benidorm (Alicante), por motivos económicos. El hombre, Fernando, había trabajado para la víctima, que debido a su enfermedad carecía de piernas y brazos e iba en silla de ruedas.

Los detenidos supuestamente aprovecharon su relación laboral y de amistad con la víctima para cometer el crimen e intentaron disimular el hecho como un accidente. Además, robaron dinero en efectivo que la víctima guardaba en una caja fuerte.

La investigación comenzó el pasado día 16 de junio cuando una amiga de la fallecida acudió hasta el domicilio, ya que la víctima llevaba dos días sin contestar el teléfono. Cuando entró, encontró el cadáver.

La víctima sufría focomelia, una enfermedad consistente en una malformación de origen teratogénico que, en el caso de la víctima, le provocó ausencia de piernas y brazos y que fue ocasionada por un fármaco que tomó su madre durante la gestación, motivo por el cual cobraba mensualmente una pensión de en torno a 5.000 euros. 

Cuando preguntaron a esta persona por los hechos ocurridos, manifestó que no tenía conocimiento de ello e indicó que había vuelto a su domicilio en Lleida con su mujer una vez extinguido el contrato laboral.

Una relación viciada con el tiempo

En una nueva declaración, esta vez en Jaca (Huesca), ya que habían cambiado nuevamente de domicilio, tanto él como su mujer admitieron que tenían una relación con la víctima desde hace varios años. Concretamente, indicaron que, en 2019, mientras vivían en Andorra, el hombre había estado trabajando para la víctima como chófer y cobrando unos 2.500 euros mensuales. Posteriormente, y pese a no realizar ningún servicio, la víctima les seguía ayudando económicamente con una media de 1.200 euros al mes.

Ciudad de Benidorm. 

Según ha podido saber Elcierredigital.com , los detenidos acabaron por depender económicamente de la víctima. Fernando tiene problemas de salud y Olga, que en el pasado se dedicaba al mundo inmobiliario, comenzaron a depender demasiado de ella por necesidad económica. Lo que un principio era una amistad se transformó en obligación y necesidad. Fernando, que de verdad era quien realmente tenía una relación con la víctima, decidió el traslado de la pareja a Andorra junto a Rosa que pagaba el alquiler. 

Las mismas informaciones a las que ha accedido Elcierredigital.com  aseguran que la paraje estaba pendiente de una resolución judicial que les facilitaría la vida a nivel económico. Otras fuentes consultadas aseguran que Rosa, en sus discusiones con el matrimonio les amenazaba con dejar de pagar y con que nunca jamás tocarían nada de su herencia que donaría a la iglesia. Un mes antes del crimen, la víctima les anunció que dejaría de pagarles. 

Aunque los autores negaron en todo momento los hechos y usaron medidas para evitar ser descubiertos, la investigación les ubicaba en el espacio y tiempo de la muerte de la víctima.

Los policías constataron que dos días antes del hallazgo del cadáver los presuntos coautores salieron con pocos minutos de diferencia desde Lleida hasta Benidorm en coches diferentes y regresaron un día después a su lugar de origen.

Al parecer, una vez en Benidorm y aprovechando que tenían llaves del domicilio conseguidas durante el mes en el que el sospechoso trabajó allí, accedieron a la vivienda y presuntamente uno de ellos golpeó a la víctima cuatro veces con violencia en la cabeza con un objeto, sin posibilidad de defensa alguna.

Seguidamente, la tiraron al suelo, arrastraron el cuerpo unos centímetros y volcaron la silla eléctrica sobre su espalda. Presuntamente, ejercieron peso sobre ella hasta que dejó de respirar para, finalmente, limpiar el piso y ubicar los objetos para hacer creer que había sufrido un accidente.

En las diferentes inspecciones oculares realizadas en el domicilio de la víctima, los policías hallaron una caja fuerte en la que había sobres de extractos de dinero vacíos. Por ello, y tras diversas gestiones en las que han sido analizadas las cuentas y deudas que tenía el matrimonio, han concluido que el móvil del crimen fue económico.

Finalmente, el matrimonio fue detenido el pasado día 11 en la localidad de Jaca. Los agentes realizaron dos registros, en su vivienda de Jaca y en un garaje de Sabiñánigo, donde recuperaron parte del dinero robado y la ropa supuestamente utilizada para la realización del crimen. Los arrestados han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, quien ha decretado prisión preventiva sin fianza como coautores de un delito de asesinato.

COMPARTIR: