24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Desde la asociación ACAIP achacan el problema al déficit de personal que alcanza más del 40% y obliga a tener dos módulos residenciales cerrados

Muere un interno tras una discusión con su compañero de celda durante la noche en la prisión alicantina de Fontcalent

Prisión de Foncalent (Alicante).
Prisión de Foncalent (Alicante).
Continúa la violencia en las cárceles españolas. En el Centro Penitenciario de Foncalent (Alicante), un interno ha agredido mortalmente a otro. Desde el sindicato UGT-ACAIP denuncian que ya habían avisado de que una situación así podría llegar debido a que el módulo de aislamiento permanece cerrado y presos peligrosos conviven con todos los demás. Por si fuera poco, resaltan que el déficit de personal que alcanza más del 40% obliga a tener dos módulos residenciales cerrados.

Sobre la medianoche del lunes al martes, un interno del módulo 2 de Fontcalent ha avisado al funcionario de servicio en el módulo a través del intercomunicador de su celda de que su compañero estaba en el suelo. Al acudir a esta llamada, los funcionarios intentaron reanimar al interno sin éxito.

Según parece, los internos mantuvieron una discusión por un problema de convivencia durante la noche y a lo largo de la misma se ha producido este fatal desenlace. La autopsia determinará la causa real de la muerte.

La Ley general penitenciaria en su artículo 19.1 establece que: “Todos los internos se alojarán en celdas individuales. En caso de insuficiencia temporal de alojamiento o por indicación del médico o de los equipos de observación y tratamiento, se podrá recurrir a dependencias colectivas. En estos casos, los internos serán seleccionados adecuadamente”.

Sin embargo, esta excepcionalidad se ha convertido en lo habitual ya que prácticamente todas las celdas del Centro Penitenciario de Fontcalent se encuentran dobladas, lo que provoca que días como los de las últimas semanas en los que las noches han sido muy complicadas para descansar a toda la población general, en un entorno cerrado como es una prisión lo potencia mucho más, ocasionando problemas de convivencia que pueden acabar de forma tan trágica como esta pasada noche.

Interior de la prisión de Foncalent (Alicante). 

Desde ACAIP-UGT denuncian que ya se había avisado de que incidentes tan graves se podía producir en el centro. “El déficit de personal que alcanza más del 40% obliga a tener dos módulos residenciales cerrados y el módulo de aislamiento, por lo que no se puede realizar una separación interior de los internos acorde a sus perfiles, si no en función de la disponibilidad de espacio en los distintos módulos. Lo cual ha sido reiteradamente expuesto por los distintos profesionales del centro sin que se hayan tomado las medidas oportunas por los responsables de Instituciones penitenciarias” aseguran desde este sindicato.

Además al tener el centro el módulo de aislamiento cerrado obliga a tener una galería provisional que está ubicada en el mismo lugar donde se ha producido el incidente, por lo que mientras el interno permanezca en Fontcalent, habrá que incrementar las medidas de seguridad en un módulo que no cumple las características adecuadas tal y como ya se ha denunciado en reiteradas ocasiones, y que alberga alrededor de 200 internos a cargo de 3 funcionarios, para evitar posibles represalias por parte de la comunidad árabe, a la que pertenecía el fallecido, frente a la comunidad gitana a la que pertenece el presunto agresor.

COMPARTIR: