23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Del Príncipe Gurdjieff al 'Gurú Iluminado': El especialista Luis Santamaría desvela un problema que podría afectar a 400.000 personas en España

Los abusos sexuales en las sectas: "Los 'maestros' manipulan a sus fieles para mantener relaciones"

En muchas ocasiones, las organizaciones sectarias derivan en abusos sexuales de los llamados 'maestros' a sus seguidores. Según indica a elcierredigital.com el experto en sectas Luis Santamaría, aproximadamente 400.000 personas pertenecen a estos grupos en España. Dos de los casos más sonados en nuestro país son el del Príncipe Gurdjieff, captor de la joven Patricia Aguilar, y el del llamado 'maestro iluminado' en Barcelona.

Manipulación y persuasión coercitiva. Este es el marco bajo el que se producen los abusos sexuales en el interior de las sectas. En España, este tipo de organizaciones no cuentan con un registro oficial de casos, sin embargo, el experto en sectas Luis Santamaría indica a elcierredigital.com que "aproximadamente 400.000 personas en nuestro país forman parte de ellas". 

Según Santamaría, "cuando hablamos de sectas en general hablamos de fenómenos grupales de manipulación y control de la personalidad. Hay grupos que tienen contenido religioso y otras que van más orientadas al ámbito del crecimiento personal, la meditación y todo lo relacionado con lo holístico y la new age…" En las sectas existen los 'maestros' o 'gurús' y sus seguidores, pero tal y como expresa Santamaría en una llamada telefónica con elcierredigital.com, "estos seguidores se pueden convertir en víctimas de abusos o agresiones sexuales por parte de sus maestros".

Y de aquellos casos que llegan a los tribunales porque la víctima ha denunciado, el experto asegura que en algunos, "al presentarse a la víctima ante la justicia, los abogados del acusado pueden ‘demostrar' que esa persona que acusa se prestó voluntariamente a una relación sexual. Si el abusado es mayor de edad, puede parecer que es consentido, pero es solo apariencia, porque accedió a esas relaciones con el maestro o gurú precisamente por esa posición incuestionable que representa el abusador". Explica Santamaría que "cuando hablamos de relaciones sectarias que están marcadas por el control, la manipulación y el sometimiento no podemos hablar de libertad y consentimiento a esa relación".

Luis Santamaría, experto en sectas.

Para Santamaría "es imposible hacer un cálculo exacto de las sectas que existen en estos momentos" aunque, según un estudio que realizó en 2014, "había más de 350 sectas en activo en España. Hay muchos grupos pequeños que ni siquiera tienen nombre y se organizan en torno a un 'gurú' que les adoctrina".

Desde su conocimiento en este tipo de organizaciones, Santamaría afirma que los abusos sexuales en el interior de las sectas se producen en todo tipo de personas, independiente de su edad o género, siempre y cuando estén dispuestos a seguir la guía de su 'maestro'. Y actualmente, "la captación de las víctimas se produce sobre todo a través de las redes sociales". Por ello, analiza: "Sería ideal que hubiera una mayor observación de las redes para localizar todos los delitos y faltas que pueda haber y todos los indicios de captación sectaria y de engaño".

Después de estudiar varios casos de abuso sexual en sectas, Luis Santamaría está seguro de que "lo más necesario a nivel social es una prevención sobre este tema que pase por la formación, que se enseñe a discernir entre los contenidos que se encuentran en internet y a saber dónde acudir para contrastar la información". Según asegura el experto, "las redes sociales son un grandísimo escaparate y una oportunidad enorme para las sectas, para llegar dentro de las casas de todos sin necesidad de llamar a la puerta".

En España, dos de los casos más sonados de abusos sexuales en sectas han sido el del conocido como 'Príncipe Gurdjieff', captor de una joven ilicitana Patricia Aguilar desde Perú y el 'maestro iluminado', el líder de una organización sectaria en Barcelona.

El 'Príncipe Gurdjieff', captor de Patricia Aguilar

En el año 2017, el gurú Félix Steven Manrique perteneciente a un pequeño grupo esotérico, captaba y seducía a Patricia Aguilar, una adolescente de Elche de 18 años. La peculiaridad de este caso es que el 'maestro', conocido como Príncipe Gurdjieff, atrajo a la joven Patricia hasta Lima (Perú) a través de las redes sociales. En su portal, este captor afirmaba "ser el salvador de un mundo al que iba a sobrevenir un apocalipsis inmediato, y para ello debía reunir a varias mujeres que le ayudaran a repoblar la tierra, engendrando a los reyes de la nueva humanidad".

Después de una intensa búsqueda de sus familiares, Patricia fue rescatada en 2018 en una selva de Perú. Un año después, Félix Steven Manrique era condenado a 20 años de prisión por mantener en régimen de esclavitud a Patricia y a otras cinco mujeres. En su testimonio, la joven afirmó que se dieron abusos sexuales, incluso de carácter ritual. Estas relaciones sexuales dejaron embarazada a Patricia en Perú, donde dio a luz a una niña: Naaomi.

Patricia Aguilar, durante su cautiverio en Perú.

A su vuelta a España, Patricia también explicó que se vio obligada a captar a otras mujeres a través de las redes sociales, pidiéndoles con frecuencia fotos y vídeos de carácter sexual (la misma situación por la que había pasado ella en su proceso de captación y seducción a distancia).

El 'maestro iluminado' de Barcelona

En marzo de 2021 José F. C., más conocido como el 'maestro iluminado', era detenido por los Mossos d'Esquadra por supuestamente liderar una secta en Barcelona a través de la que se cometían abusos sexuales a sus integrantes. Un nombre que él mismo se otorga y que repite a sus alumnas, la mayoría mujeres que buscan superar problemas personales.

Detención de los Mossos a José F.C. en Barcelona.

Junto a él, dos de sus seguidoras y estrechas colaboradoras fueron arrestadas por vejaciones y abusos sexuales. Algunas víctimas denunciaron al gurú por haberlas manipulado para acabar teniendo relaciones sexuales con él y entre ellas durante más de una década. Sin embargo, José F.C. fue finalmente puesto en libertad con cargos. En total, se sabe que el 'maestro iluminado' tuvo hasta a 25 'alumnas' bajo su manipulación durante 14 años.

En este caso, la captación de las víctimas se llevaba a cabo de forma personal. De ello se encargaba una presunta instructora de yoga y de meditación, también detenida por los Mossos, que seleccionaba a mujeres con “problemas de trabajo, de pareja o fuera de su lugar de residencia habitual”, y les recomendaba hablar con un terapeuta –el gurú José F.C. de 66 años–, con el don de la clarividencia, un "maestro que las podía orientar y dar apoyo".

COMPARTIR: