19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los opioides no son las sustancias más consumidas, pero son las responsables de la mayoría de las muertes relacionadas cal consumo de estupefacientes

Las personas que consumen drogas superan los 270 millones y podrían formar el cuarto país más poblado del mundo

La cocaína se encuentra entre las drogas más consumidas
La cocaína se encuentra entre las drogas más consumidas
En 2017, 271 millones de personas consumieron algún tipo de sustancia estupefaciente. Esto quiere decir que más del 5,5 % de la población mundial entre 15 y 64 años tuvo contacto con las drogas. El último informe Mundial sobre Drogas, que ha sido publicado por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) alerta de un aumento de casi 30% en los últimos ocho años. Si las personas que consumieron drogas formasen un país, ocuparían el cuarto puesto en número de habitantes.

Entre los consumidores habituales de estupefacientes, la droga preferida continúa siendo el cannabis y derivados con 188 millones de personas, mientras los consumidores de opioides alcanzaron los 53 millones, una cifra que llama la atención, ya que representa un aumento del 56% con respecto a estudios anteriores.

Sgún Yury Fedetov, director ejecutivo de UNODC (Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), "los hallazgos del informe de este año completan y complican aún más el panorama global de los desafíos relacionados con las drogas, lo que subraya la necesidad de una cooperación internacional más amplia para avanzar en la oferta de la demanda y la demanda de salud y justicia penal equilibrada e integrada”.

De los consumidores totales, 585.000 aproximadamente fallecieron durante el 2017.  Naciones Unidas ha querido resaltar la situación de los opioides, ya que los considera responsables de dos de cada tres muertes relacionadas con el consumo de drogas en todo el mundo.

Otros organismos como la Organización Mundial de la Salud han colaborado en el informe debido a las cualidades de salud de varios de los consumidores. Parte del estudio ha estimado que 11 millones de personas han utilizado drogas inyectables,  de ellas 1.400.000 personas viven con VIH y 5,6 millones con hepatitis C, algo que los investigadores atribuyen a la reutilización de jeringuillas.

Tabla de consumo de drogas en 2017.

Como lado positivo, la Organización ha detectado importantes avances en los tratamientos de adicciones a nuevas sustancias psicoactivas (NPS), esto se evidencia en la reducción de NPS identificados por primera vez a la UNODC. El informe explica que: "El NPS no se ha incorporado al mercado en la medida en que se temía hace unos años, y la comunidad internacional ha reaccionado de manera oportuna para evaluar los daños causados”.

Desde la Organización recuerdan que en la última década, el crecimiento de la población mundial ha rozado el 10%, por lo que estiman normal el crecimiento registrado para 2017.

La tragedia de los opioides

Los opioides siguen estando en el punto de mira de Naciones Unidas, no por el número de consumidores, sino por el daño que producen. Se observa que existe una mayor prevalencia del uso de opioides en África, Asia, Europa y América del Norte y el uso de cannabis en América del Norte, América del Sur y Asia en comparación con 2009.

En 2017, la cuota de sobredosis de opioides sintéticos alcanzó uno de sus niveles más altos en América del Norte. En ese año 47.000 personas murieron por sobredosis en Estados Unidos, 13% más que el año anterior. Mientras su vecino del norte registró 4.000 muertes, un 33% más que en 2016.

El fentanilo y sus análogos siguen siendo el problema clave de la crisis de los opioides sintéticos en América del Norte, pero el oeste, el centro y el norte de África están experimentando una crisis de otro opioide sintético, el tramadol. Las incautaciones globales de tramadol subieron de menos de 10 kilogramos en 2010 a casi 9 toneladas en 2013 y alcanzaron un récord de 125 toneladas en 2017.

La Cocaína

La cocaína es uno de los puntos fundamentales de la lucha contra las drogas. En 2017 la fabricación ilícita global estimada de cocaína alcanzó un máximo histórico de 1,976 toneladas, un aumento del 25 por ciento respecto al año anterior. Al mismo tiempo, la cantidad global de cocaína incautada en 2017 aumentó en un 13 por ciento a 1.275 toneladas, la mayor cantidad jamás registrada.

El líder en producción e incautación sigue siendo Colombia, el país suramericano decomisó un total de 2.978.250 kilogramos de cocaína. Las casi tres mil toneladas incautadas abren una brecha importante con respecto a Estados Unidos, que ocupa el segundo puesto, con 1.512 toneladas incautadas en 2017.

Cantidad de kilos de cocaína decomisadas por  país.

En la lista siguen por orden Ecuador, con 546 toneladas incautadas, Panamá, con 545 toneladas, Venezuela, con 353 toneladas, Brasil, 328 toneladas y Perú con 290 toneladas. En 2017, España registró 280 toneladas decomisadas situándose en el puesto nueve de países por incautación de cocaína.

COMPARTIR: