15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Siguen las dudas en torno al fallecimiento de la modelo y actriz, concursante argentina de la sexta edición de Gran Hermano

El juez espera el informe toxicológico para determinar las causas de la muerte de Natacha Jaitt, concursante de GH 6

Raúl Jesús Velaztiqui Duarte y Natacha Jaitt.
Raúl Jesús Velaztiqui Duarte y Natacha Jaitt.
Los fiscales argentinos encargados de investigar la muerte de Natacha Jaitt no descartan ninguna hipòtesis sobre el fallecimiento de la exconcursante de Gran Hermano 6 en Argentina. El juez espera el informe toxicológico definitivo para determinar las causas del fallecimiento. Jaitt fue encontrada muerta durante la madrugada del 23 de febrero en la habitación de una sala de fiestas al norte de Buenos Aires.

Según la autopsia preliminar, en un momento de la noche del viernes 22 de febrero, durante la cual se consumieron drogas y alcohol, la presentadora y modelo sufrió una"insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón"  a consecuencia de lo que murió. Su cuerpo desnudo fue encontrado cerca de las dos de la madrugada, sobre una cama que había en esa sala de eventos situada en la villa La Ñata, al norte de Buenos Aires. La exconcursante de GH tenía restos de cocaína en las fosas nasales y ninguna lesión externa aparente.

La muerte de Natacha Jaitt provocó todas clases de especulaciones en Argentina.  Ahora son los jueces y fiscales encargos de investigar el fallecimiento de la exconcursante de GH 6 de España los que no descartan ninguna hipótesis sobre lo ocurrido. "No podemos hablar de asesinato ni de muerte natural hasta que no tengamos todos los elementos juntos; sería una irresponsabilidad", señaló a Telecinco el fiscal Sebastián Fitipaldi, uno de los encargados de esclarecer el fallecimiento. "Estamos estudiando las cámaras para ver si hubo algún ingreso que no vimos ni el personal policial viera y que nosotros no tengamos indicadas quiénes son",  explicó.

El fiscal coincidió con su colega Diego Calegari en descartar las teorías conspirativas, aunque sostuvo que se investigaban todas las variantes. "Están todas las hipótesis en juego. Nosotros investigamos para llegar a la verdad; se lo debemos a los familiares y a ella. No podemos hablar de asesinato ni de muerte natural hasta que no tengamos todos los elementos juntos; sería una irresponsabilidad", añadió el fiscal Fitipaldi.

La presentadora de 42 años, exconcursante de GH 6,  fue hallada muerta sobre una cama del complejo Xanadú, un salón donde se organizan eventos festivos y fiestas privadas. El cuerpo estaba desnudo con restos de cocaína en la nariz y sin señales de violencia. El fiscal Diego Calegari explicó que siguen revisando las cámaras de seguridad de la zona: "Contamos con elementos objetivos y dentro de ello coinciden los testimonios en relación a que el cuerpo estaba boca abajo y luego se intentaron maniobras básicas que podría hacer cualquier persona con alguien que está mínimamente inconsciente", comentó.


Natacha Jaitt.

Precisamente, tras ver esas cámaras la Policía detuvo el martes al empresario Raúl Jesús Velaztiqui Duarte, acusado de falso testimonio en la investigación sobre la muerte de Natacha Jaitt.  En las grabaciones se ve cómo el empresario toma el teléfono de Natacha y se lo lleva a su coche. Luego mintió a la Policía y dijo que ella se lo había olvidado. Raúl Velaztiqui Duarte permaneció detenido hasta el jueves, que fue puesto en libertad. Velaztiqui  argumentó en su defensa que estaba en "una situación de shock emocional enorme".

En una entrevista concedida al canal de televisión TN, el abogado del empresario  contó que "en un momento de la reunión, Gonzalo Rigoni (el dueño del salón de eventos) bajó riéndose y le dijo a Velaztiqui que su amiga se había quedado dormida. En ese contexto, él la llamó al celular en tres oportunidades porque estaba preocupado y fue ahí cuando decidió buscarla", explicó.

Natacha Jaitt en una fotografía reciente.

"Vos ahora callate la boca. Cerrá el orto (culo)", le habría dicho el dueño del complejo, antes de abrir la puerta, y encontrarse a su amiga ya desvanecida en la cama. Según el letrado, en ese momento la cambiaron de posición: "Gustavo Andrés Bartolín, alias "Voltio", la puso boca arriba. Rigoni la intentó sentar y cuando Velaztiqui percibió que Natacha estaba muerta intentó hacerla reaccionar, pero no lo logró", señaló. Luego, contó que su defendido "llamó al 911 y se comunicó dos veces con una ambulancia".

Los resultados del examen toxicológico serán claves para entender qué ocurrió ese día. Al parecer, Jaitt no podía consumir cocaína porque estaba tomando pastillas como parte de un tratamiento psicológico. Sin embargo, según se supo después, las cámaras internas del lugar la muestran sobre un espejo consumiendo, aparentemente, drogas.

También se revisarán las imágenes de las cámaras de seguridad del municipio, para saber si el amigo del dueño de Xanadú, Gustavo Andrés Bartolín, salió un momento de la habitación y se fue a comprar droga, como dijo en su testimonio. Esto, de comprobarse, podría abrir una causa paralela por suministro de estupefacientes o narcotráfico.

También falta realizar las pruebas a los teléfonos móviles de Natacha Jaitt y Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte (detenido por falso testimonio), quien en su primera declaración había dicho que no había cogido el teléfono de la modelo, pero después se supo, por las cámaras de seguridad, que se lo llevó a su automóvil para guardarlo.

Faltan los análisis toxicológicos

Pero, de momento, la prueba más importate, el análisis toxicológico para determinar si había sustancias en su cuerpo no ha sido remitido al Juzgado. Alejandro Cipolla, abogado de Natacha, también dijo esta semana que la actriz y modelo iba a realizar otra denuncia. En enero de este mismo año, Natacha Jaitt acusó al cineasta Pablo Yotich y su amigo Maximiliano Giusto de abusar de ella mientras estaba inconsciente. Por ese caso, Jaitt fue sometida a estudios forenses que determinaron que había consumido clonazepam y cocaína, aunque cuando lo tenía terminantemente prohibido por sus médicos.

El juez busca ahora encontrar alguna conexión entre el expediente que instruye y la causa que investiga por  la muerte de Jaitt y conocer las sustancias presentes en el organismo de Natacha en el momento de su muerte, para saber si existió una situación similar a la que la actriz denunció en enero: haber sido drogada y violada.

Este miércoles declaró ante el juez Lissa Vera, ex integrante del grupo Bandana y amiga de Jaitt. La artista contó que tenía proyectos en común tanto con Jaitt como con Velaztiqui. Según la investigación, Vera tuvo dos encuentros en las últimas semanas con ellos, en los que se gestó la reunión en la que falleció la actriz. Estas entrevistas habrían tenido lugar el 31 de enero y el 14 de febrero, en el que el empresario dueño del lugar les presentó al dueño de Xanadú, Gonzalo Rigoni, de 45 años, también investigado en la causa.

Además, surgió el dato de que habrían encontrado 800 dólares y 20 mil pesos en la mochila de Natacha el día de su muerte. Su hermano Ulises Jaitt dijo en un programa de la televisión argentina que ella “no estaba trabajando y tenía sus ahorros en dólares. Por eso siempre los tenía encima”.

COMPARTIR: