20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía no intervendrá, a pesar de la petición de la familia y del hospital San Jorge de Huesca, porque la paciente es mayor de edad

Una joven Testigo de Jehová, en estado crítico al no autorizar una necesaria transfusión de sangre

El hospital San Jorge de Huesca donde está la paciente Testigo de Jehová
El hospital San Jorge de Huesca donde está la paciente Testigo de Jehová
Una joven Testigo de Jehová permanece en estado crítico y en coma inducido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Jorge de Huesca, sin que los especialistas puedan realizarle una transfusión de sangre para poder salvar su vida. El motivo, las instrucciones que dejó la paciente antes de ser intervenida.

Todo comenzó con un dolor abdominal por el que la joven Liliana, de 20 años, acudió al servicio hospitalario. Tras ser intervenida quirúrgicamente de urgencia, la joven sufrió una peritonitis aguda que llevó a los médicos a inducirle un coma y a plantearse la necesidad de llevar a cabo una transfusión de sangre como única solución. Sin embargo, la paciente dejó escrito en su testamento vital y, de acuerdo a sus creencias, su posición de rechazo absoluto a las transfusiones de sangre, que los Testigos de Jehová rechazan por motivos religiosos.

Los Testigos de Jehová rechazan las transfusiones de sangre y la ingesta de sangre animal.

La joven está sedada, precisamente, para evitar que se agoten sus reservas de sangre, que están bajo mínimos. Los hechos fueron trasladados durante esta semana al juzgado de guardia de la capital altoaragonesa por uno de los facultativos de la UCI del hospital oscense ante la imposibilidad de consultarlo directamente la paciente. Según el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), la titular del Juzgado de Instrucción nº1 de Huesca recibió el informe médico mientras se encontraba de guardia y se le advirtió del rechazo de la joven a una transfusión, en virtud de la Ley de Autonomía del Paciente. La magistrada, a la vista de la documentación aportada, resolvió archivar la demanda al entender que no existía ningún problema legal en relación a la situación de la paciente.

La Fiscalia no actuará 

Por su parte, la Fiscalía de Huesca, tras recibir el informe de los especialistas de la UCI, decidió no intervenir tras valorar que la paciente es mayor de edad y está legitimada para tomar una decisión respecto a los tratamientos médicos a recibir. Algo que la familia de la joven está intentando revocar como sea. Sabían, de hecho, que Liliana se había convertido a los Testigos de Jehová, pero no pensaban que llegaría hasta ese punto. A la familia, extranjera y residente en una localidad de la provincia de Huesca desde hace 12 años, le sorprendió el testamento vital que su hija había firmado en enero de este mismo año. Un documento que impedía a los padres, incluso, autorizar la traqueotomía que había que realizarle. Tenía que permitirla una supuesta representante que Liliana habría nombrado en su testamento.

Uno de los congresos de los Testigos de Jehová.

Los Testigos de Jehova, catalogados de secta por algunos expertos y críticos, cuentan con más de 8,5 millones de adeptos en el mundo. Las convicciones religiosas de los Testigos de Jehová impiden aceptar transfusiones de sangre durante un acto médico o simplemente la ingesta de sangre. Según los representantes de esta fe, “tiene fundamentos bíblicos, pues allí dice que debemos de abstenernos de la sangre, tanto humana como animal. Y no es una recomendación puramente alimentaria. La vida está en la sangre y debemos abstenernos de ella de cualquier manera”.

Más casos en Aragón

Al parecer  este caso no es el único registrado en Aragón durante los últimos años que tiene que ver con pacientes Testigos de Jehová. Hace 25 años, un menor de 13 años, Marcos Alegre, falleció después de que sus padres, residentes en la localidad oscense de Ballobar, no aceptaran que su hijo recibiera una transfusión que los especialistas consideraban necesaria para salvar su vida.

En el marco de un debate que saltó a los medios de comunicación, los padres fueron absueltos del delito de homicidio imprudente que les imputó la Fiscalía, pero condenados dos años después, a instancias del Ministerio Fiscal, a penas de 2 años y 6 meses de prisión por estos hechos.

Bautizo multitudinario de los Testigos de Jehová

Finalmente, los padres se acogieron a un indulto del Gobierno, antes de ser definitivamente absueltos por el Tribunal Constitucional, que fundamentó su decisión en el derecho a la libertad religiosa. Esta situación, valorada previamente por la Junta de Fiscales antes de plantear su recurso ante el Supremo, motivó la Circular 1/2012 de la Fiscalía General del Estado, referida solo a los casos de menores Testigos de Jehová que rechazan transfusiones de sangre. Una circular que insta a los fiscales a explorar todas las vías legales a su alcance para tratar de salvar la vida de estos menores siempre que haya una posibilidad médica que lo permita.

Los expertos en sectas y psicólogos insisten en que este tipo de decisiones extremas no las toman las personas en libertad cuando se encuentran bajo el poder de una organización como la de los Testigos de Jehová. Según estos expertos, la voluntad se va moldeando por la sobreimposición de la organización. Para ellos, los Testigos Cristianos de Jehová sí responden a un comportamiento sectario ya que controlan la información, realizan una imposición ideológica, una lectura fundamentalista de la Biblia y tienen una exigencia de compromiso trascendente y vital con el grupo excluyendo a la persona de otros actos sociales. Llevan a las personas a situaciones muy límite. Buscan someter la voluntad a través del miedo. 

COMPARTIR: