23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se produjo una gran alarma entre los habitantes de la ciudad más rica de España

El estallido de un restaurante chino provoca el desalojo de dos edificios en Pozuelo de Alarcón

Se baraja una fuga de gas butano como principal causa de la explosión que ha provocado el desalo de dos edificios

Debido a la explosión de un restaurante chino ubicado en la planta baja de un edificio en Pozuelo de Alarcón (Madrid), ha provocado que los vecinos que vivían en el edificio hayan tenido que ser desalojados ya que el inmueble ha quedado prácticamente destruido. El edificio se encuentra en la calle Benigno Granizo y, según ha podido saber El Cierre Digital, la explosión ha dejado al descubierto la débil estructura del edificio sustentado en unos pilares de hierro tipo UPN de 14 centímetros soldados a la par.

Fuentes cercanas al accidente han afirmado para este medio que era un restaurante que ofrecía comidas a domicilio, pero que en ningún momento se vio a algún repartidor. Al parecer había otro situado en la estación de Renfe, pero tuvo que cerrar. Según esta misma fuente, el negocio parecía levantar sospechas, con lo que podría ser la tapadera de otro negocio o de algo más serio, además de no ser un restaurante muy frecuentado por los habitantes del municipio.

Aproximadamente la explosión se produjo a las 2.30 horas de esta misma noche cuando el 112 de Emergencias de Madrid recibió el aviso de que se había producido el accidente en el número 8 de la calle Benigno Granizo, en la que encontramos hasta cuatro peluquerías una de las cuales también ha tenido que ser desalojada por la onda expansiva, aunque también por prevención se ha evacuado el número 6 de la misma calle y la calle permanece cortada. En cuanto llegaron los efectivos de Protección Civil, Policía Nacional y Policía Local se procedió a la evacuación de los vecinos afectados por la explosión. Según ha podido saber El Cierre Digital, casi con total seguridad habrá que demoler el edificio al estar soportado por una estructura muy endeble, aunque el oficial de Bomberos, Antonio Pérez, ha admitido justo lo contrario, "la estructura está consolidada, no hay riesgo de derrumbe" pero sí que existe la posibilidad de que haya alguna viga afectada y que eso provoque "derribos parciales".

La policía está investigando las causas del incendio, aunque se sospecha que pudo ser por una fuga de una bombona de gas butano del restaurante la que produjo dicho accidente. Hay que decir que el restaurante tenía en su haber siete bombonas de butano ya que el edificio donde se ubicaba, carecía de instalación de gas.

Hay que decir que si el dueño del local no tenía un Seguro suficiente para ver los daños y los chinos resultan insolventes, el problema salpicaría directamente al Ayuntamiento debido a la poca vigilancia en las instalaciones con gas que están regentadas por los chinos.

COMPARTIR: