18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los especialistas estallaron los artefactos usando las técnicas de explosiones controladas

Los TEDAX desactivan un proyectil y varios cohetes en las localidades albaceteñas de Pozo Lorente y Corral Rubio

El proyectil custodiado por la Guardia Civil
El proyectil custodiado por la Guardia Civil
El equipo especializado en explosivos TEDAX ha sido el encargado de hacer explosiones controladas de un proyectil de artillería de 90 mm y 20 cohetes granífugos, todos desenterrados en las proximidades de los municipios albaceteños de Pozo Lorente y Corral Rubio.

La Guardia Civil ha neutralizado, en dos actuaciones, un proyectil de artillería de 90 mm y 20 cohetes granífugos, en avanzado estado de deterioro. Estos materiales explosivos fueron encontrados en los términos municipales de Albacete de Pozo Lorente y Corral Rubio respectivamente.

El proyectil fue hallado por el propietario de una finca en Pozo Lorente mientras realizaba tareas agrícolas, mientras que los cohetes granífugos los encontró el dueño de una finca rústica de Corral Rubio, cuando llevaba a cabo labores de limpieza.

Para desactivar los artefactos la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete avisó al Grupo de Desactivación de Explosivos de la Guardia Civil (GEDEX) de la Comandancia de Murcia, por lo que varios especialistas de este sector tuvieron que desplazarse hasta los lugares donde encontraron los explosivos.

Explosiones controladas

Las explosiones controladas de los materiales explosivos, realizadas por los TEDAX de la Guardia Civil, se realizan en terrenos apropiados para tal fin, usando para ello cargas controladas especiales al objeto de minimizar el impacto medioambiental.

Los objetos explosivos hallados por la Guardia Civil

Tanto el proyectil como los cohetes antigranizo, estos últimos con más de 40 años de antigüedad y de apariencia exterior inofensiva, son altamente peligrosos por su composición interior, disponiendo de una carga explosiva generalmente muy inestable a cualquier tipo de manipulación.

La Guardia Civil aconseja que todas las personas que encuentren este tipo de artefactos no los toquen debido a que todavía pueden explotar o, por su alto nivel de oxidación, contraer alguna enfermedad.

COMPARTIR: