20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Agrupaciones políticas denuncian que Defensa planea utilizar efectivos sin perfil sanitario formados a través de internet

El Gobierno de Pedro Sánchez promete 2.000 rastreadores militares pero solo dispone de 850 médicos en el Ejército

Esta semana la Ministra de Defensa, Margarita Robles y su subsecretaria Amparo Valcarce, han reiterado la posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante la falta de suficientes rastreadores en las comunidades autónomas. Según el Ejecutivo socialista, se prevé que hasta 2.000 militares formados como rastreadores sanitarios apoyen a las comunidades que lo soliciten. El problema es que solo hay 850 médicos formados como tal y Defensa no dice de donde van a salir el resto que ha ofrecido.

Durante una presentación pública Amparo Valcarce ha destacado “la amplia experiencia acumulada por las Fuerzas Armadas durante la operación ‘Balmis’ contra la Covid-19”. También asegura que todos los efectivos disponen de una “alta cualificación técnica, capacidad de despliegue y amplísima experiencia en emergencias”. 

No obstante, esta propuesta, bien recibida por algunas comunidades, ha destapado suspicacia entre varios actores políticos. Tal es el caso de Contigo Somos Democracia, un nuevo partido político español, que ha presentado varias preguntas al Gobierno sobre la formación de “rastreadores” entre los miembros del Ministerio de Defensa

Guayarmina Méndez, Secretaria de Interior y política territorial de este nuevo partido, indica que “desde nuestra formación tenemos dudas de dónde sacará los 2.000 rastreadores cuando hay 850 médicos militares”.

Portavocía de Contigo Somos Democracia en Cartagena.

La formación política Contigo ha presentado una serie de preguntas al Gobierno de España, con las que buscará abrir un debate en el Congreso de los Diputados, en relación, a la formación de “rastreadores” entre los miembros del Ministerio de Defensa.

Los primeros planteamientos de la formación centrista pasan por el presupuesto para formar nuevos rastreadores en el ámbito militar, así como, el perfil personal y profesional que se utilizará para seleccionar a los equipos de trabajo nuevos, ya que no todos los efectivos disponen de formación sanitaria.

La mayoría de las preguntas planteadas se centran en el área de formación técnica de los cuerpos de seguridad, como la especialidad; los perfiles previos académicos y profesionales; o las materias básicas de la rama del conocimiento que considera.

Aunque no han sido respondidas, Defensa anunció en un comunicado que “se puso en marcha un curso de rastreadores online, tomando como referencia el del Centro Internacional John Hopkins, adaptado a las necesidades y a la disponibilidad del personal de las Fuerzas Armadas y las propias condiciones de su puesto de trabajo”.

Salvador Illa y Margarita Robles en rueda de prensa.

La subsecretaria de Defensa ha detallado que el citado curso de rastreadores se compone de 5 módulos de formación en los que se da información sobre aspectos básicos de la enfermedad de la Covid-19, cuyo objetivo principal es dotar al personal que lo realice de los conocimientos necesarios para poder efectuar un seguimiento eficaz de los contactos, obtener la información necesaria para discriminar los posibles casos, calcular el tiempo de cuarentena en función de los datos obtenidos y dar apoyo a las personas afectadas.

No obstante, el partido Contigo Somos Democracia mantiene sus cuestionamientos relacionadas con el presupuesto y perfil del formado. Además, plantea al Gobierno el escenario de colaboración entre los efectivos militares que vayan a participar como rastreadores y los profesionales y estudiantes del área sanitaria.

Mientras el partido CONTIGO lamenta “la improvisación en las decisiones del Gobierno para controlar la pandemia”.

Las autonomías piden el apoyo del ejecutivo

A pesar de las serias dudas que se plantean en torno a los efectivos del gobierno, su formación y perfil técnico, varias comunidades han realizado la solicitud al Gobierno y al Ministerio de Defensa para obtener el apoyo de este equipo especial de rastreadores.

El primero ha sido el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que aseguró el pasado jueves que pedirían el apoyo inmediato de los rastreadores militares. A Valencia le siguieron Cantabria y Murcia, que tras sostener sendas reuniones entre su consejera también decidieron pedir el respaldo del Gobierno.

Por otra parte, el País Vasco y Cataluña rechazaron la oferta en primera instancia. No obstante, este jueves, la portavoz del ejecutivo catalán, Meritxell Budó, aseguró que:  "si es necesario", aunque precisa que "en estos momentos no es necesario". Por último, Galicia y Castilla y León han solicitado a Defensa más información con respecto a este plan.

Ahora, Defensa tendrá que evaluar las solicitudes de cada comunidad para ofrecer una ayuda adaptada a las necesidades particulares, pero que según la subsecretaria “se hará con carácter inmediato y las comunidades recibirán los rastreadores que necesiten, por el tiempo que sea preciso”.

COMPARTIR: