18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La familia del futbolista sevillano fallecido estudia demandar a Santiago Cañizares por los tweets que publicó pocos días después del accidente

El defecto en una llanta pudo ser la causa del accidente mortal de José Antonio Reyes y no una imprudencia

José Antonio Reyes.
José Antonio Reyes.
Los nuevo datos conocidos sobre el accidente de tráfico que le costó la vida al jugador de fútbol José Antonio Reyes y su primo el pasado 1 de junio apuntan a que el motivo del siniestro pudo ser una negligencia supuestamente cometida en su taller habitual debido a una llanta. Se descarta así la teoría que apuntaba a un exceso de velocidad como causa principal del accidente mortal. A raíz de estos nuevos datos, la familia se plantea demandar a Santiago Cañizares por sus tweets.

La investigación sobre el accidente que le costó la vida a José Antonio Reyes, de 35 años, y su primo Jonathan Reyes, de 23, ha arrojado luz sobre lo que de verdad ocurrió el pasado 1 de junio. El mal estado de una de las llantas del Mercedes Brabus S550 del futbolista podría ser el principal motivo del accidente y se está investigando al taller al que acudía Reyes por si cometieron una negligencia.

El siniestro tuvo lugar la mañana del 1 de junio en el kilómetro 18 de la autovía A-376 en sentido Utrera, la localidad natal de Reyes a la que regresaba junto a dos primos tras haber entrenado con el Extremadura en Almendralejo. En un primer momento la Guardia Civil señaló que el coche iba a 237 km/h, pero el último informe señala que la velocidad era mucho menor y que ningún radar captó el vehículo circulando con exceso de velocidad.

Según la información hecha pública, la clave del accidente para los investigadores está en una llanta defectuosa y no en la velocidad. Al parecer dicho elemento era muy grande y la goma del neumático muy fina, es habitual esta combinación en los vehículos deportivos, pero en este caso se sospecha que la llanta tuviera una pequeña grieta o algún desperfecto que originó el reventón de la goma.

El hermano de Reyes llevó el Mercedes Brabus S550 a un taller días antes del siniestro para que le cambiaran las llantas y las gomas. La Guardia Civil investiga si los materiales cambiados eran defectuosos o con mala calidad y su hubo una negligencia en el taller que luego costó la vida a dos personas.

Santiago Cañizares. 

Uno de los primos de Reyes notó que algo no marchaba del todo bien en el coche después de los cambios realizados y decidió llevar el Mercedes a un segundo taller de confianza. Allí el mecánico le alertó de que había una llanta defectuosa, según ha contado el propio implicado a Espejo Público: “Estuve viendo los neumáticos, le hice la revisión de una rueda que perdía aire y le dije ‘usted no puede andar así’ y el cliente ya tiene la última palabra”. “Él venía a ver la presión de las ruedas cuando se iba de viaje. Se le avisó de que tenía la llanta rajada y dijo: ‘Ya iremos a Sevilla a arreglarla”, añade el responsable del segundo taller.

Estos nuevos datos, aún por confirmarse, podrían tener un efecto colateral para el ex portero Santiago Cañizares ya que la familia del futbolista fallecido se está planteando demandar al exjugador por sus polémicos mensajes lanzados en la red social Twitter, señalando las presuntas imprudencias producidas durante el accidente que le costó la vida al futbolista. Un mensaje que trató de matizar en su momento y ahora ante las nuevas informaciones sigue recibiendo críticas en las redes sociales.

Cuando se notifique el definitivo informe judicial, la familia de Reyes tomará la decisión de denunciar o no a Santiago Cañizares.

COMPARTIR: