20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una investigación periodística descubrió el millonario patrimonio del mando del PSOE de Felipe González, que decidió huir para luego llegar a un pacto

La esperpéntica fuga de Luis Roldán: de director general de la Guardia Civil a calentarle la celda en Brieva a Iñaki Urdangarín

Luis Roldán en una imagen de un polémico reportaje sobre su vida publicado en los 90.
Luis Roldán en una imagen de un polémico reportaje sobre su vida publicado en los 90.
España ha registrado un total de 176.063 denuncias por desapariciones desde el año 2010. Se desconocen cuántos de estas son voluntarios. En nuestra historia muchos personajes decidieron irse a por tabaco y no volver. Perseguidos por la Justicia, implicados en caso de robo o por necesidad de huir de deudas, elcierredigital.com sigue su repaso a los casos más populares. Luis Roldan, director de la Guardia Civil, huyó dejando tras de sí un lastre al Gobierno de Felipe González ante su peor crisis.

Luis Roldán Ibáñez fue el primer civil en dirigir de la Guardia Civil. Fue bajo la presidencia de Felipe González, entre octubre de 1986 y diciembre de 1993. Llegó a acumular tanto poder que incluso sonó como ministrable para ocupar la cartera de Interior tras la victoria electoral del PSOE en 1993. Poco se imaginaba que acabaría siendo el principal objetivo de dicho ministerio.

A finales de ese año 1993, el periódico Diario 16 publicó varias informaciones sobre el impresionante incremento de su patrimonio, con 9 propiedades inmobiliarias a su nombre. Algo más que llamativo si tenemos en cuenta que su sueldo mensual neto no pasaba de 400.000 pesetas. El Gobierno destituye a Roldán el 3 de diciembre. José Luis Corcuera, ministro del Interior, al que Roldán estuvo a punto de sustituir, le había calificado de “hombre cabal”. El fiscal general del Estado dice que no hay nada que investigar. La juez Ana Ferrer inicia una investigación tras una denuncia presentada por José María Ruiz Mateos apoyándose en recortes de prensa.

La Comisión Parlamentario arrancó el 28 de febrero de 1994 con el fin de investigar el caso. Comparecen numerosos testigos, entre ellos el director del CESID y mandos de la Guardia Civil que aseguran que nunca tuvieron conocimiento de actividades ilegales de su directo

Luis Roldán cuando aún estaba al frente de la Guardia Civil. 

El alto cargo socialista, antiguo Delegado del Gobierno en Navarra, habría obtenido esos ingresos gracias a las comisiones cobradas por la adjudicación a dedo de obras en los cuarteles de la Guardia Civil, por las que se había ingresado unos 1.700 millones de pesetas (más de diez millones de euros), cantidad que a día de hoy no ha devuelto.

Viendo que no tenía escapatoria, decidió huir del país. Fue el 26 de abril de 1994 y su escapada supuso todo un escándalo para el gobierno socialista. Durante diez meses, fue el más buscado. Durante su estancia fuera de suelo español, más concreto en Francia, Interviú publicó uno de sus reportajes más recordados donde se podía vera al ex director de la Benemérita en calzoncillos con extraños muñecos hinchables y rodeado de prostitutas y cocaína.

 Fue detenido el 27 de febrero de 1995 en Laos. La realidad es que en el citado país no estuvo más que el tiempo necesario para hacerse las fotos con los GEO que simularon detenerlo.

Del falso viaje a Laos a la cárcel de Urdangarín

La prensa destapó la mentira de su estancia en Laos. El entonces Ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch confesó que los llamados papeles de Laos, con su extradición, eran totalmente falsos. En relación con su fuga, su regreso y su transporte de dinero a Suiz estuvo el espía Francisco Paesa, uno de los personajes más singulares de la historia de los servicios secretos españoles.

Roldán llegó a España para declarar en las causas pendientes y posteriormente fue encarcelado en el centro de mujeres de Brieva (Ávila), en un módulo especial aislado y custodiado por la Policía. Un modele que ha seguido Iñaki Urdangarín. En 1998 la Audiencia Provincial de Madrid le condenó a 28 años de prisión, pena que el Tribunal Supremo aumentó a 31 años en una sentencia del año siguiente. Para entonces, Roldánhabía sido además condenado por el llamado caso Urralburu’ por la Audiencia de Navarra, que en 1998 le impuso una pena de tres años de cárcel.

Luis Roldán en un imagen reciente. 

Además de a Roldán, la Justicia condenó a su testaferro, Jorge Esparza Martín a 16 años y dos meses de prisión por malversación y un delito continuado de cohecho, así como a abonar una multa similar e indemnizar al Estado con 578 millones. Del mismo modo, la exesposa de Roldán, Blanca Rodríguez-Porto, fue condenada a cuatro años por un delito de encubrimiento y otro delito contra Hacienda. 

En marzo de 2010 Roldán sale de la prisión de Zuera (Zaragoza) tras pasar 15 años encarcelado. Junto al escritor Fernando Sánchez Dragó publicó un libro Roldán. Crimen y castigo sobre su vida.

COMPARTIR: