07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde el Sindicato Unificado de Policía solicitan que las agentes puedan escoger vestuario masculino ante el funcionamiento defectuoso del femenino

Denuncian la inacción de la DGP ante la falta de prendas para las mujeres Policía

Policía Nacional
Policía Nacional
Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), se vuelve a pedir a la Dirección General de la Policía que se permita a las mujeres policías elegir parte del vestuario masculino ante la falta de funcionalidad del vestuario femenino. Un año después de la última denuncia del SUP ante el Consejo de la Policía por este problema, siguen sin respuesta. Entre tanto, la aplicación de vestuario continúa con su funcionamiento defectuoso.

Según el Sindicato Unificado de Policía (SUP), ya son varias las ocasiones que se ha pedido a la Dirección General de Policía (DGP) que se permita a las mujeres policía elegir parte del vestuario masculino ante la poca funcionalidad de algunas prendas del correspondiente al femenino.

Según denuncia el sindicato, primero fue la falta de uniformes disponibles, un problema que ha sido denunciado por el SUP desde el año 2000. A continuación, indica SUP, fue el funcionamiento defectuoso de la aplicación informática AVPOL que, desde el inicio de la pandemia, no permite a los policías pedir las prendas necesarias a pesar del coste de la puesta en marcha de dicha aplicación, que supera el millón de euros.

Según sus declaraciones, el sindicato lleva denunciando el problema desde hace dos años ante la Comisión de Seguridad y Salud Laboral sin que la Dirección General de la Policía reaccione. Y aseguran que la Administración está incumpliendo la normativa al no facilitar a los policías el atuendo oficial imprescindible permitiendo, de paso, que "los colectivos más afectados, los policías que realizan su trabajo cara al público en la calle, den una mala imagen del Cuerpo en contra de su voluntad".

"La inacción por parte de la DGP ha permitido que el problema crezca hasta alcanzar las dimensiones actuales, que ya afectan a las más de 11.000 mujeres que sirven en la Policía Nacional, que se encuentran con que ni las tallas ni las hechuras de los uniformes femeninos están diseñadas para su morfología. El tallaje de los pantalones, por ejemplo, no se corresponde al estándar habitual y la aplicación informática tampoco les deja solicitar pantalones masculinos como una opción más", explican desde SUP.

Una petición que se repite a lo largo de los años 

Aseguran que los más afectados por la falta de uniformes de Policía son los integrantes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) y en general, todos aquellos agentes destinados a tareas de Seguridad Ciudadana.

El problema, que se arrastra desde hace más de un año según indica en un comunicado el Sindicato Unificado de Policía (SUP), "está a punto de obligar a los policías a solicitar patrullar de paisano. No sólo se trata de ciertas unidades, la carencia de uniformes para los policías nacionales es un problema que se extiende por toda España y aumenta con el paso del tiempo", aseguran.

Uniforme policial roto 

El portavoz del SUP, Carlos Morales, explicó a elcierredigital.com que “los funcionarios están sin prendas. Faltan tallas de mujer, tanto de camisa larga, como de manga corta. De caballero faltan jerséis, falta de todo. Además, hay muchos agentes que están trabajando con uniformes rotos porque se les rompe y no se les facilita otra indumentaria”.

“Así, policías con turnos de seis días seguidos solo disponen de un polo para el servicio, una situación que en algunos casos se prolonga durante un año. Polos que pierden las letras, policías obligados a salir a patrullar con pantalones rotos o uniformes descosidos… por no hablar del calzado, que se desintegra, y de la cantidad de agentes que a diario utilizan botas que deberían haber pasado a mejor vida hace meses”, denunció SUP en un comunicado en enero de 2022. "Ocho meses más tarde la situación es la misma", aseguran. 

Causa del problema

El origen del problema se encuentra en la ineficacia de la aplicación informática AVPOL a través de la cual los policías están obligados a solicitar las prendas de la uniformidad que deben sustituir por rotura o desgaste derivados de su trabajo.

Por una parte, aseguran que desde que comenzó la pandemia la aplicación no permite pedir las prendas. Por otro lado, explica el sindicato que la aplicación se limita a informar de la carencia de uniforme pero no tramita el encargo, trasladando el problema al policía y produciéndose un déficit de uniformes en las tallas más comunes.

Llevamos más de un año con este asunto. La anterior empresa funcionaba bastante mal en el reparto de prendas de vestuario por lo que se cambió de empresa y se instaló un programa con el que se nos aseguraba que se acabarían los problemas de escasez de vestuario. Sin embargo, lo que ha pasado ha sido todo lo contrario, ya que el programa ha dejado de funcionar”, cuenta Morales.

Por todas estas razones, desde el Sindicato Unificado de Policía exigen una solución inmediata al problema de la reposición de la uniformidad. Y aprovechan para requerir otra prenda de la que carece, según sus datos, un porcentaje considerable de agentes. "Nuestro lema 'un policía, un chaleco', con él queremos recordar que, a pesar de nuestras continuas denuncias y según nuestras estimaciones, a día de hoy un 30% de los policías no disponen de esta protección tan relevante para su seguridad".

COMPARTIR: