06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En libertad el guardia civil de La manada que intentó renovar el pasaporte

La Audiencia de Navarra mantiene en libertad al guardia civil condenado a nueve años de prisión por abusos sexuales que intentó renovar el pasaporte el pasado 25 de junio. Unos días antes le habían concedido la libertad provisional.

La Audiencia de Navarra mantiene en libertad a Antonio Guerrero, el guardia civil condenado a nueve años de prisión por abusos sexuales que intentó renovar el pasaporte el pasado 25 de junio, pocos días después de que le concedieran la libertad provisional. Esta medida está expresamente prohibida, tanto para él como para el resto de los condenados, según el auto del tribunal que les concedió la libertad provisional.

El miembro de “La manada” afirmó que había acudido a la comisaría para preguntar si tenía que renovar el pasaporte para entregarlo en el juzgado puesto que lo tenía caducado. De los tres magistrados que revisaron la situación del guardia civil, dos creyeron su versión. El voto discrepante fue el del presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, que considera que el condenado quebrantó la medida cautelar impuesta en el auto dictado el pasado 21 de junio. También la Fiscalía y las acusaciones particulares que representan al Ayuntamiento de Pamplona y al Gobierno de Navarra estimaron que el interés del guardia civil por renovarse el pasaporte constituía una ruptura de estas medidas preventivas.

El abogado de Antonio Guerrero, Jesús Pérez, ha considera esta decisión del tribunal como positiva y ha defendido a su cliente, abogando que no tenía ninguna intención de incumplir con el auto judicial.

Desmiente que el móvil encontrado en la cárcel fuera suyo

Ayer lunes, Antonio Guerrero aprovechó su llegada a los juzgados de Sevilla, donde tiene que acudir a firmar tal y como dictamina el auto de la libertad provisional, para declarar ante la prensa que es “totalmente mentira” que el móvil que encontraron en su celda, en la cárcel de Alcalá de Henares en la que estuvo en prisión preventiva, fuera suyo. Así, ha afirmado que ese no era su móvil y que lo habían encontrado después de que él estuviera en prisión. El guardia civil ha concluido que está "tranquilo" y que nadie se ha puesto en contacto con él por este incidente ni tiene previsto tomar ningún tipo de medida.

COMPARTIR: