15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los trabajadores de prisiones dicen que la Guardia Civil ya no vigila las zonas que rodean los centros, algo que niegan desde la AUGC

La seguridad exterior de las cárceles desata un gran conflicto entre funcionarios e Interior

AUGC niega que los guardias civiles hayan abandonado la seguridad exterior de las cárceles
AUGC niega que los guardias civiles hayan abandonado la seguridad exterior de las cárceles
La seguridad exterior de las cárceles españolas ha supuesto un conflicto entre funcionarios de prisiones, guardias civiles e Instituciones Penitenciarias (IIPP). Los trabajadores denuncian que los agentes de la Guardia Civil ya no se encargan de la vigilancia en 18 centros, algo que IIPP y a asociación AUGC niegan y especifican que de lo que no se encargan es de los controles de acceso a estas prisiones.

El sindicato de funcionarios de prisiones Acaip denunció la semana pasada que la vigilancia exterior de hasta 18 centros penitenciarios ya no la realizaban agentes de la Guardia Civil, sino que esta función pasaba a depender directamente de los propios funcionarios de prisiones por orden de la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior. 

"Este hecho pone en cuestión la reciente renovación del contrato millonario de la Secretaría de Estado de Seguridad con la seguridad privada para complementar la seguridad exterior de los centros penitenciarios", aseguraba el sindicato de prisiones.

Del mismo modo, criticaban que "en la práctica son los empleados penitenciarios los que sin preparación, ni conocimiento ni medios, tienen que hacerse cargo de unas competencias que quien las ejerza ineludiblemente debe ser considerado autoridad y estar armado".

Ante la información de Acaip, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha negado a través de un comunicado que los agentes de este cuerpo hayan dejado de asumir la vigilancia y seguridad exterior de las cárceles españolas.

"La Guardia Civil sigue encargándose de la vigilancia y seguridad exterior en los 59 centros penitenciarios que son de su competencia, como ha venido haciendo hasta ahora" asegura la asociación y añade que "lo que sí ha cambiado recientemente es que Instituciones Penitenciarias se ha hecho cargo de un cometido que es de su competencia exclusiva y que, debido a la habitual descoordinación del Ministerio del Interior y la desidia de la Dirección General de la Guardia Civil, venía desempeñando este Cuerpo en algunos establecimientos penitenciarios desde hace años".

Esta labor es el control de accesos, una función administrativa que conlleva la identificación de las personas autorizadas a comunicar con internos o para realizar algún trabajo o función, así como el control de los vehículos que acceden a los centros penitenciarios y de los paquetes y encargos que reciban o remitan los internos. También la apertura y cierre las barreras o puertas de entrada está entre estos cometidos.  

carcel_salto_del_negroImagen de la cárcel de Salto del negro (Las Palmas de Gran Canaria)/ Google Maps 

Desde IIPP, afirman a elcierredigital.com que la denuncia del sindicato es "rotundamente falsa" y que "la seguridad exterior de los establecimientos penitenciarios ha sido, es y seguirá siendo competencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". Asimismo, aseguran que según el artículo 69 del Reglamento Penitenciario son los propios funcionarios los encargados de realizar la labor de control de accesos.

Lo habitual es que ese control de accesos se haga directamente en el interior del establecimiento, pero existen  centros penitenciarios que cuentan además con una garita de control exterior.   

Hasta el pasado 1 de noviembre, en algunos casos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se hacían cargo de esos primeros controles administrativos que según el reglamento son competencia de Instituciones Penitenciarias. Desde ese día han vuelto a ser funcionarios de prisiones los encargados realizar esta labor, según IIPP, "siempre con la protección de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

En este sentido va también la asociación de guardias civiles, manifestando que "la Guardia Civil sigue asumiendo plenamente la seguridad exterior de las prisiones, incluida la protección de los funcionarios que desempeñan ese cometido de control de accesos".

Por su parte, funcionarios de prisiones aseguran a este periódico que los guardias civiles "han dejado de vigilar el exterior. En muchos de los centros lo que hacen es vigilar el perímetro a través de las cámaras de seguridad, es decir, que físicamente la guardia civil no está en el exterior".  Asimismo, señalan que "si no hay guardia en el control de accesos no hay nadie que proteja a los funcionarios".

AUGC se solidariza con los funcionarios de prisiones

A pesar del pequeño conflicto, la asociación de guardias civiles manifiesta su apoyo a los sindicatos de prisiones "por la escasez de personal, la falta de medios, las injustas retribuciones, así como las numerosas y graves agresiones que padecen"

Además, critican que el motivo para que "tras tanto tiempo asumiendo una competencia que no le correspondía, la Guardia Civil haya rectificado no es otro que el gravísimo déficit de recursos humanos que viene sufriendo desde hace años, afectando a todas las especialidades y unidades, incluidas las que se encargan de la seguridad penitenciaria".

De igual manera denuncian "otra anomalía" como la custodia de los internos de centros penitenciarios en las urgencias y consultas médicas de hospitales que es competencia territorial es de la Policía Nacional, algo que califican de "incorrecta distribución de competencias" establecido en 2009 cuando la Secretaría de Estado de Seguridad aprobó un protocolo asignando a la Guardia Civil para llevar a cabo estos trabajos.

COMPARTIR: