22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este martes acuden al Juzgado de Violencia de Género nº 6 de Madrid trece personas citadas por la magistrada María del Carmen Gamir

El caso del Rey del Cachopo entra en su recta final: esta semana terminarán de declarar los treinta testigos

Román y Heidi Paz.
Román y Heidi Paz.
Esta semana la jueza de Violencia de Género número 6 de Madrid, María del Carmen Gamir, dará por concluida, previsiblemente, la fase de testificales previas a la apertura de juicio oral contra César Román Viruete, el Rey del Cachopo, acusado de asesinar y descuartizar a su novia Heidi Paz en agosto del pasado año. Este martes están citados 13 nuevos testigos, entre ellos, dos exparejas de Heidi y el portero de la finca colindante donde se encontró su cadáver.

La jueza de Violencia de Género número 6 de Madrid, María del Carmen Gamir, toma este martes declaración a 13 nuevos testigos del caso del Rey del Cachopo, César Román, imputado en el asesinato de su novia Heidi Paz. Uno de los testigos más importantes para esclarecer los hechos que pasara este martes pasará por la sala es Miguel Ángel Rodríguez Caldera, portero del número 5 de la calle Sebastián Gomez, colindante la nave del número 3 donde se encontró el cadáver de Heidi.

Este hombre declaró en su momento ante la policía que la persona que vio abandonar la nave del número 3 medía 1.70 metros e iba vestido como un operario. Además, no reconoció a Román en las fotografías mostradas por la policía.

César Román y Heidi Paz durante el último verano.

Una de las declaraciones más esperadas también será la de Marcelo Eduardo Rogelio Olazar, expareja de Heidi Paz entre noviembre de 2014 y el verano de 2017. Justo después de romper con él, Heidi conoció a Israel Montero y empezó una relación esporádica. Sin embargo, Marcelo y Heidi volvieron a tener contacto en febrero de 2018 hasta abril de ese mismo año cuando tuvo un enfrentamiento con César Román durante una noche que salieron juntos. El 20 de julio de 2018 se vieron por última vez, aunque ella le mandó un mensaje el 3 de agosto, dos días antes de su desaparición, aunque él reconoció que no leyó el mensaje hasta el 20 de agosto.

Otra de los testigos que declararán, es otra de las anteriores relaciones de Heidi, Alejo Córcoba Garcia, el dueño de un restaurante en Alcalá de Henares. Ambos se cruzaron varios mensajes de wassap incluso después de que Heidi estuviese prometida con César Román. Así, el 7 de julio de 2018 Heidi le dijo a Alejo por wasap que su novio "la amenazaba y que ya no me voy a casar con él porque es muy posesivo".

Por el juzgado también pasará Luz Adriana Locongo, una colombiana amiga de Heidi, que hablará de la relación de su amiga con César Román y las confidencias que le hacía la hondureña sobre el estado de su relación. Otro de los testigos clave será el extrabajador de Román, el rumano Adrián Iscu, que ya faltó a una citación anterior. Adrián siempre sostuvo que no tenía llaves de la nave de Usera donde se encontraron los restos de Heidi, a pesar de que Román ha insistido siempre en sus declaraciones ante el juzgado que este operario y sus socios tenían llaves de la nave.

Tampoco acudió el otro día a declarar Emilio Palencia, un detective contratado por el Rey del Cachopo para hacer seguimientos a su exmujer Natividad Rodríguez. Se espera que Palencia acuda en esta ocasión a declarar ante la jueza. Asimismo, se espera con impaciencia el testimonio de José Rafael Rujano Contreras, el ciudadano venezolano cuya identidad usurpó César Román para huir a Zaragoza y obtener allí un contrato de trabajo en un restaurante.

Con esta sesión de testimonios, y otra que tendrá lugar el jueves día 7 de febrero, el caso quedará visto para la apertura de juicio oral a la espera de las calificaciones que hagan cada una de las partes. Se calcula que al final de esta instrucción habrán pasado unos 30 testigos por el juzgado de de Violencia de Género número 6 de Madrid para prestar declaración en este caso mediático.

COMPARTIR: