05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

De los seis investigados por la agresión sexual múltiple, ahora solo uno de ellos está en prisión preventiva, mientras que el resto están en libertad

Otro miembro de la 'manada Bilbao' en la calle: La jueza ha dejado ya en libertad a cinco de los seis detenidos

Tres de los jóvenes presuntamente implicados en la violaciíon grupal.
Tres de los jóvenes presuntamente implicados en la violaciíon grupal.
Unos de los dos acusados por la presunta agresión sexual múltiple a una joven en Bilbao que permanecían en prisión preventiva ha sido puesto en libertad con medidas cautelares. Tras las ruedas de reconocimiento realizadas esta semana, los otros cuatro investigados que no estaban encarcelados han seguido en libertad con la obligación de comparecer diariamente ante el juez, según ordenó la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao.

El joven que ha quedado libre este jueves es el que la víctima reconoció por los arañazos en su espalda — que ella misma le hizo mientras trataba de defenderse de la agresión—, así como por el chándal negro que supuestamente llevaba cuando cometieron los hechos el pasado 1 de agosto. El sospechoso tendrá que cumplir con las mismas medidas cautelares que el resto de sus compañeros.

Tras esta decisión, ahora el único presunto agresor que permanece en prisión es aquel a quien la víctima identificó por su tatuaje en el cuello.

Entre el martes y el miércoles de esta semana, cinco de los investigados, el joven del tatuaje ya fue identificado desde el principio, se sometieron a una rueda de reconocimiento. La víctima identificó a tres de ellos, los cuales finalmente quedaron en libertad. 

Sucedió el uno de agosto

Los supuestos hechos tuvieron lugar la noche del pasado 1 de agosto. la joven contactó a través de Instagram con uno de los agresores sexuales, que tenía un tatuaje, y se citó con él en el Parque de Etxebarria a las 23.30 horas de ese día.

Cuando ésta acudió al lugar, en el parque de Etxebarria, observó que el individuo no se encontraba solo, sino que estaba acompañado de más personas, por lo que intentó marcharse. Sin embargo, éstos la retuvieron por la fuerza y la sometieron a varias violaciones, aunque la joven no ha sabido determinar cuántas veces la agredieron sexualmente.

Posteriormente, la víctima denunció la violación grupal y describió al chico del tatuaje, con el que había contactado por redes sociales, y a otro, del que facilitó la descripción de su vestimenta, el chándal que llevaba, la marca y otras características, aunque no pudo determinar rasgos característicos del resto.

La Ertzaintza localizó a las 4.20 horas del día 2, viernes, a estas dos personas en el Casco Viejo. En ese momento, se encontraban con otros cuatro varones, que fueron arrestados también. Todos ellos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 36 años.

En el último auto de la causa, por el que dos de ellos siguen en prisión y otros cuatro han sido puestos en libertad, la jueza destaca que "la víctima no proporciona descripción de todos los autores con clara descripción física, salvo a dos de ellos".

En este sentido, recuerda que la detención del resto se produce porque se encontraban junto a las dos personas, sobre los que había una descripción más exhaustiva, cuatro horas después de concluir las violaciones (sobre las doce de la medianoche), por lo que cree que no está acreditado que fueran ellos los que habían agredido sexualmente a la joven, aunque tampoco lo descarta.

COMPARTIR: