21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La organización criminal formada por dos hermanos colombianos y una pareja cubana actuaba en el sur de Madrid y elegía las víctimas más indefensas

Cómo funcionaba la peligrosa banda americana que robaba a los pensionistas tras cobrar su paga en las sucursales bancarias

Los atracadores elegían a las víctimas más indefensas
Los atracadores elegían a las víctimas más indefensas
La Policía Nacional ha desarticulado recientemente en Madrid un grupo organizado que, presuntamente, se dedicaba al asalto de personas de edad avanzada cuando salían de entidades bancarias, muchos de ellos el día de cobro de sus pensiones.

La organización, integrada por dos hermanos de origen colombiano, uno de ellos con 56 antecedentes por delitos por hurto, y una pareja cubana, seleccionaban a las víctimas en distintos municipios y distritos del sur de madrid en las inmediaciones de las sucursales y las seguían hasta sus domicilios. Acudían a zonas como Leganés, Getafe, Orcasitas, Usera o Carabanchel, donde fueron detenidos en medio de uno de sus robos.

La operación se ha saldado con cuatro arrestos, la recuperación de casi 5.000 euros y el esclarecimiento de siete robos. Fuentes policiales aseguran a este periódico que ya han localizado otros siete robos que podrían haber sido perpetrados por esta banda, pero investigan más. Además de ellos, no creen que haya más bandas en Madrid que actúen de esta manera.

La investigación se inició antes del verano cuando se denunciaron asaltos a personas de edad avanzada mediante este procedimiento. Llamó la atención que todos los casos se producían en fechas aproximadas a los días en los que las víctimas cobraban la pensión y, de hecho, el operativo policial para detener a los implicados en los atracos se organizó uno de estos días. Así, varios agentes se infiltraron en el banco de Carabanchel donde fueron a dar el golpe y consiguieron detenerles.

Estructura organizada

Los investigadores, tras tener conocimiento de nuevos hechos, detectaron que los asaltantes tenían una estructura organizada y con un reparto de papeles entre cada uno de los miembros. Los hermanos colombianos se desplazaban a las inmediaciones de las entidades bancarias, lugar en el que seleccionaban a las víctimas. Tras elegir a una persona de edad avanzada y desprotegida, uno de los miembros de la pareja cubana era la que accedía a la sucursal y comprobaba el tipo de operación que realizaba.

En el caso de tratarse de retirada de efectivo, se fijaba dónde guardaban el dinero extraído y, para no levantar sospechas, se aproximaba al mostrador de manera disimulada, sin realizar finalmente ninguna gestión.

cajero

Los atracadores esperaban a que sus víctimas sacasen dinero del cajero, las seguían hasta el portal y las atracaban

La información obtenida por este miembro del grupo era facilitada al resto y él y su acompañante seguían a pie a la víctima hasta el portal de su domicilio. Los hermanos colombianos iban en vehículo para facilitar la huida después del asalto.

Una vez que la víctima accedía al portal, los dos componentes del grupo que previamente la habían seguido accedían junto a ella y la abordaban tratando de distraerla con alguna pregunta, "treta" o usando una carpeta a modo de "muleta" para pedir firmas por alguna causa. En ese momento sustraían el dinero sin que las víctimas se enterasen.

En los casos en los que las víctimas se percataban del engaño y oponían resistencia, los autores llegaban incluso a emplear la violencia para consumar sus actos. Posteriormente, los asaltantes abandonaban el lugar en un vehículo que les esperaba con el resto de los miembros del grupo.

La investigación continúa abierta

Los investigadores lograron identificar a los cuatro integrantes de la banda como presuntos autores de delitos de hurto y pertenencia a organización criminal, y procedieron a su detención mientras perpetraban un nuevo asalto a otro anciano. Además, se han recuperado casi 5.000 euros en efectivo y se ha averiguado que uno de los arrestados se encontraba en busca y captura por hechos similares.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo Operativo de Investigación Zonal (GOIZ) de la Brigada Provincial de Policía Judicial, que mantiene abierta la investigación por si existieran más víctimas de esta organización criminal.

COMPARTIR: