25 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La joven desembarcó en Barajas procedente de Brasil pero no tomó nunca el enlace a Granada, donde reside con su madre

Preocupación por el paradero de Estela Cristina Romero Vieira: Se especula que sea víctima de trata de personas

La joven Estela Cristina.
La joven Estela Cristina.
La desaparición de Estela Cristina Romero Vieira, de 21 años, se hace cada vez más complicada. La joven desapareció del aeropuerto de Barajas el martes 28 de enero cuando tenía que haber tomado una conexión a Granada desde un vuelo procedente de la ciudad brasileña de Sao Paolo. Se investiga con la hipótesis de que fuera engañada por una mafia de trata de personas.

Las autoridades españolas buscan a Estela Cristina Romero Vieira, de 21 años, desde el martes 28 de enero cuando tenía que haber llegado a Granada desde un vuelo procedente de la ciudad brasileña de Sao Paolo, en Brasil, vía Madrid. Se baraja la hipótesis de que fuera engañada por una mafia de trata de personas. Conforme pasan los días aumenta la preocupación, ya que además ninguna llamada a la Policía ha aportado pistas fiables. Sólo se dio credibilidad a una llamada que la ubicaba en Madrid, pero se comprobó que era una pista mala.

Más complicado de lo que parece

El caso parece más complicado de lo normal, ya que además hay problemas de nuevo por ver de quien es la competencia en este tema. Por una parte, la denuncia fue interpuesta ante Policía Nacional, pero el aeropuerto de Barajas está vigilado por Guardia Civil y dentro de un pueblo, Barajas, cuyas competencias son de la Benemérita. Estela también reside en una localidad de Granada, que compete a la Guardia Civil. Sin embargo, el jueves por la tarde el caso había pasado a manos del Grupo de Homicidios y Desaparecidos de Policía Nacional.

Cartel de Estela Cristina.

Por otra parte, Cassia, madre de la joven tuvo que acudir por la tarde del jueves a la comisaría de Policía de Granada capital para que la maleta de su hija fuese abierta en su presencia. La joven no tenía previsto abandonar su viaje en Madrid puesto que facturó su maleta directamente desde Sao Paolo a Granada. Esta circunstancia ha hecho que los investigadores se decanten por una desaparición forzosa, mediante engaños o a la fuerza. Sí parece cada vez más probable que Estela no tomó ningún otro vuelo desde Barajas.

Ahora la Policía rastrea todas las cámaras de la Terminal 4 del aeropuerto para ver si Estela se fue con alguien que la estaba esperando. También hacen gestiones para buscar el IMEI del teléfono móvil de la joven, algo que podría dar pistas sobre su posición. Lo que sí son hechos comprobados es que la joven tomó el vuelo de Iberia desde Sao Paolo y desembarcó en Barajas a las seis de la mañana del martes, pero no hizo la conexión al vuelo de Granada.

Su madre, Cassia, explica que "me preguntaron si podía estar retenida en Barajas, pero dijo que no, que ella es de nacionalidad española y tiene pasaporte español". Estela venía de visitar a su padre, español que vive en Brasil y su madre dice que su hermano en Brasil cuenta que "ella estuvo hablando por teléfono con alguien en inglés todo el rato". Esta circunstancia hace de nuevo temer a los investigadores de que la joven podría haber sufrido alguna clase de engaño que la hizo salir del aeropuerto y perder el vuelo a Granada.

Estela en una foto reciente.

La joven es aficionada a grupos musicales de K-Pop, un estilo musical de Corea del Sur que tiene millones de seguidores en todo el mundo. Hace tres meses había manifestado su deseo de viajar hasta Corea del Sur para meterse en ese mundo como maquilladora y su madre recuerda que "se puso tan pesada que tuve que ir a la Policía y denunciar que quizás mi hija estaba siendo víctima de las mafias de trata de personas, porque entonces salían noticias sobre una de estas mafias orientales que se dedicaban a captar niñas engañándolas para que fueran con este motivo".

La joven desaparecida en una foto cedida por su familia.

Estela acababa de realizar unas prácticas de Administración y Gestión de Empresas, lo que estudiaba, y por eso fue a visitar a su padre en Brasil. Su madre dice que "aunque tenga 21 años no es una mujer, es muy niña y su mentalidad también es muy inocente y muy infantil, me da miedo que haya caido en las garras de estas mafias o de personas peligrosas. Estamos desesperados".

Estela Cristina en una foto reciente.

La joven mide 1,60 metros, es de complexión delgada, pelo y ojos de color castaño y llevaba una blusa y un abrigo negros y unas zapatillas de la marca Nike del mismo color. Se ruega que en caso de que alguien la vea se ponga en contacto con SOSDesaparecidos, con la Policía Nacional o con la Guardia Civil, que investigan la desaparición.

COMPARTIR: