17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asociación solicita que el sistema de ADN y cadáveres sin identificar de personas desaparecidas se incorpore a la base de datos de Interpol

SOSDesaparecidos pide ayuda a Interior para avanzar en la identificación por ADN

La asociación SOSDesaparecidos ha pedido al Ministerio de Interior a través del Centro Nacional de Desaparecidos que el sistema de ADN y cadáveres sin identificar de personas desaparecidas sea incorporado a la base de datos I-Familia de Interpol para que estos perfiles sean analizados por el software de comparación de perfiles de ADN.

El comunicado de SOSDesaparecidos dirigido al Centro Nacional de Desaparecidos como órgano de gestión y enlace del Ministerio de Interior de España con otras administraciones públicas y policiales expone: "Desde SOSdesaparecidos entendemos la importancia de que el sistema de ADN y cadáveres sin identificar de personas desaparecidas sea incorporado a la base de datos I-Familia de Interpol y por tanto que estos perfiles sean analizados por el software de comparación de perfiles de ADN, denominado Bonaparte". "Es por ello que solicitamos prioridad para estas tecnologías que ayudan y están ayudando a la identificación a nivel mundial de personas desaparecidas", añaden.

Francisco Jiménez, portavoz de SOSDesaparecidos, ha hecho énfasis en la importancia de que los perfiles de ADN y restos sin identificar pasen a formar parte de esta base de datos de Interpol, lo que podría aumentar las identificaciones de algunos de estos restos con personas desaparecidas. 

¿Cómo funciona la base de datos I-Familia?

En este escrito también se explica el funcionamiento de la base de datos I-Familia: "Interpol lleva mucho tiempo haciendo cotejos directos de perfiles de ADN y consiguiendo con ello excelentes resultados, por lo que sus 194 países miembros le envían perfiles de ADN para que se puedan establecer vínculos entre personas desaparecidas y restos humanos" y que el sistema I-Familia consta de tres componentesuna base de datos mundial especializada en la que se almacenan los perfiles de ADN proporcionados por los familiares, que se conservan separados de todo dato de tipo policial; un software de comparación de perfiles de ADN, denominado Bonaparte, desarrollado por la empresa neerlandesa Smart Research; y un manual de interpretación, elaborado por INTERPOL, que ayuda a encontrar posibles coincidencias y a informar de ello de modo eficiente.

I-Familia

Esquema del funcionamiento de la base de datos I-Familia.

Asimismo comentan que "la tecnología Bonaparte utiliza algoritmos estadísticos avanzados para calcular la probabilidad de una coincidencia cotejándola con una tabla de interpretación. Este potente programa informático puede realizar millones de cálculos muy rápidamente. A continuación, el resultado es interpretado por los especialistas en genética forense de la Secretaría General de Interpol".

Dos tipos de identificación por ADN

En el comunicado de petición al Ministerio de Interior también enseñan que "cuando no existen identificadores tales como las huellas dactilares o las fichas dentales, el ADN puede ser el único recurso viable para llevar a cabo la identificación. Los desaparecidos pueden ser identificados mediante una comparación directa, o mediante una comparación de ADN con muestras biológicas de familiares".

Explican que en la identificación por ADN mediante comparación directa, una muestra directa de ADN de una persona desaparecida por ejemplo, una muestra médica anterior o una muestra extraída de un efecto personal, como un cepillo de dientes puede cotejarse con el perfil genético de un cadáver o de restos humanos sin identificar para ver si el cotejo arroja una coincidencia. "Este es el método de identificación utilizado desde 2004, por medio de la Base de Datos de Interpol sobre Perfiles de ADN" añaden.

Mientras que en "la identificación por ADN mediante comparación de muestras biológicas de familiares, se realiza gracias a que los familiares biológicos comparten entre sí una parte de su ADN, en función del grado de parentesco entre ellos. En el caso de que no sea posible obtener una muestra de ADN de la persona desaparecida para hacer una comparación directa, también se puede cotejar una muestra de un familiar directo (progenitor, hijo, hermano). Aquí es donde entra en juego la base de datos I-Familia", expresan.

"Solo el personal autorizado de la Unidad de ADN de la Secretaría General tiene acceso a la base de datos I-Familia, pero animamos a las familias, a las organizaciones humanitarias y a los servicios policiales de todo el mundo a participar en ella" concluye la petición.

COMPARTIR: