24 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Tiene 42 años y tiroteó a dos jóvenes en Zaragoza tras la semifinal entre Alemania y España del Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010

El historial delictivo de José Luis Ariza: El preso fugado durante cinco meses tras disparar a dos personas y ahora detenido

Ariza, con camiseta roja, en 2010.
Ariza, con camiseta roja, en 2010.
La Guardia Civil ha logrado detener a José Luis Ariza López, de 42 años de edad, considerado en el argot policial como un "quebrado", ya que fue detenido en julio de 2010 junto a sus dos hermanos Antonio y Juan, por un intento de homicidio y en septiembre de 2020 huyó aprovechando un permiso penitenciario. La Guardia Civil lo localizó en casa de un familiar en Huelva y ahora, 11 años después, ha sido detenido.

La Guardia Civil ha cortado en seco la huida de José Luis Ariza López que se encontraba huido de la justicia y reclamado por tres partidos judiciales distintos de ámbito nacional. Su carrera en libertad ha durado cinco meses.

La denominada operación policial HK ARIZA se inició en el mes de  diciembre del pasado año, tras tenerse conocimiento de que Ariza López, de 42 años de edad, delincuente muy peligroso, condenado por un delito de homicidio doloso así como tenencia ilícita de armas, estaba en Huelva, probablemente ocultándose en casa de uno de sus familiares.

Tras gestiones realizadas en su entorno familiar se detectó un cambio de domicilio de uno de sus miembros, consiguiéndose averiguar el nuevo domicilio, donde podría estar oculto el fugado, por lo que se establecieron vigilancias sobre el mismo, así como sobre sus moradores, al objeto de comprobar si la persona requisitoriada se encontraba en esa vivienda, cosa que se confirmó, así como que en ocasiones salía con un familiar, por lo que en una de las salidas, se procedió a su detención.

La actuación de los agentes tuvo lugar de forma rápida y contundente pues se tenía constancia de la peligrosidad de la persona a detener, al haber estado en prisión cumpliendo condena por delitos tales como asesinato, homicidio o tenencia ilícita de armas.

El detenido entre los dos guardias civiles.

Una vez detenido, se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva, que decretó su posterior ingreso en prisión. La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en Huelva.

El ahora detenido entró en la cárcel en 1997 por un asesinato en Zaragoza, saliendo de prisión en 2010. Sin embargo, ingresó de nuevo en la cárcel ese mismo año por un asesinato en grado de tentativa. Tras un permiso penitenciario no volvió y de ahí, la requisitoria.

La historia de los hermanos Ariza

José Luis Ariza López fue condenado a 12 años de prisión por intentar matar a un joven en el zaragozano barrio de Las Fuentes, mientras disfrutaba del tercer grado. El 22 de septiembre de 2020 le fue concedido un permiso que le permitió volver a salir de la cárcel de Zuera, donde cumplía la condena, pero como hemos comentado, decidió no regresar. La Audiencia Provincial de Zaragoza emitió entonces una orden de busca y captura que ha sido la utilizada ahora por la Guardia Civil para detenerlo.

Ariza fue condenado en el 2012 por un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de lesiones y otro de tenencia ilícita de armas. En 2013 la sentencia se hizo firme, pero Ariza López seguía sin aparecer.

Entonces no se consideraba a José Luis Ariza un preso peligroso, a pesar de que fue detenido en el 2010 por el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón por un intento de asesinato. Durante la madrugada del 8 de julio se produjo una reyerta entre dos grupos de jóvenes a la finalización de la semifinal del Mundial de África, tras el partido que enfrentó a España y Alemania.

José Luis Ariza, el ahora detenido, y su hermano Antonio se encontraron en un solar de la calle de Salvador Minguijón con un grupo de jóvenes a los que amenazaron. En un momento dado, José Luis Ariza sacó una pistola y le pegó un tiro en el muslo a uno de los jóvenes y posteriormente disparó a otro que peleaba con su hermano Antonio hiriéndolo en el cuello. Tras los incidentes José Luis y Antonio, el primero en tercer grado penitenciario y el segundo gozando de un permiso carcelario, salieron a la carrera en dirección al cauce del Ebro seguidos por un tercer hermano, Juan, que al parecer no participó en la pelea y resultó absuelto en un juicio posterior. 

La Policía detuvo a los dos primeros dentro del río, uno de ellos sumergido en su totalidad, y en el exterior al tercero, Juan.

Ariza detenido actualmente.

Pero de este intento de homicidio no solo salieron condenados los dos hermanos, sino también el Estado. La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional dio un tirón de orejas al Ministerio del Interior y le obligó a indemnizar a la víctima del suceso, puesto que el delito lo habían cometido dos presos de permiso.

La Audiencia Nacional dio la razón al herido de bala quien planteó que la agresión pudo haberse evitado si no les hubieran dejado salir de la cárcel. El abogado de la víctima sostenía que la concesión del tercer grado a José Luis Ariza fue "precipitado", debido a que no había dado muestras de arrepentimiento con respecto a la víctima del homicidio por el que estaba internado. Ariza ha gozado de once años de cárcel y cinco meses de libertad que ojalá le hayan servido para arrepentirse de algo.

COMPARTIR: